TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Información, relatos y preguntas específicas sobre uno de los mejores y más bellos circuitos de trekking de nuestro planeta

Moderadores: Pajarito, mono, Moderator

TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Pajarito el 15 Jun 2012, 03:40

El siguiente es el relato de nuestra estadía en el Parque Nacional Torres del Paine en el otoño-invierno de 2012 (Abril a Mayo) en el Circuito V; está titulado como “invernal” puesto que la mayor parte de nuestra estadía se desarrolló después del cierre de la temporada, y ya en condiciones invernales.

Me refiero al “Circuito V” puesto que nuestro plan original era la "O", pero con alternativa de un recorrido sólo por dos de los valles –Grey y Francés- si ello no era posible, con una estadía larga en ellos, cosa que finalmente hicimos.

Las condiciones y los tiempos no están pensados para servir a alguien que desee recorrer la zona rápido o en tiempo récord; por el contrario, esta salida se hizo a paso lentísimo, deteniéndose a fotografiar muchas veces y con peso adicional, aunque en su mayoría los tiempos de recorrido son los normales, y se indican los tiempos de marcha entre puntos, sin considerar paradas.

Para facilitar la ubicación de información de navegación, los lugares de campamento y las coordenadas geográficas están en negrita.

Todos los precios indicados son por persona, salvo que se indique otra cosa.

Este relato es LARGO, por lo que si tu intención es leer tres palabras que digan que las Torres están ahí y punto, te sugiero abandonar la lectura en este punto.

Salimos de Santiago a las 2 de la mañana del sábado 21 de abril de 2012 (día 1) en el vuelo LAN 097, a bordo del histórico Airbus 320 CC-BAO que, como todo el mundo sabe, fue el primer avión comercial de Latinoamérica en usar biocombustible.

Imagen
El A320 CC-BAO tras aterrizar antes del amanecer en Punta Arenas

También a bordo, y dos filas más adelante, viajaba el jugador de pelota Bambáng Zamorano, acompañado por 3 colegas ignotos al fondo de la nave.
Cada pasaje, adquirido en el sitio web de LAN el 2 de febrero, costó $ 51.000 (US$ 104) + $ 12.488 de tasas de embarque, lo que arroja un valor total de $ 63.488; si bien las tasas habían subido desde el año pasado, esta vez el costo final de los pasajes fue aun menor que en 2011, en que cada pasaje costó $ 54.000 ($ 65.500 con tasas).
El peso permitido en cabina (equipaje de mano) es de 8 kilos, y 23 de equipaje registrado (en bodega) en hasta 2 bultos, lo que se traduce en un total de 31 kilos para transportar; LAN introdujo a fines de 2011 una restricción que prohíbe transportar cosas adheridas o amarradas a las piezas de equipaje registrado, por lo que carpas, colchonetas, bastones, etc., deben ir o dentro de las mochilas, o separadas como una pieza aparte.

Es factible poner todo dentro de un par de bolsas de basura bien amarradas y registrar eso como una pieza de equipaje independiente, pero la aerolínea pedirá que se firme un documento declarando que uno conoce que la forma del paquete es irregular y que se exime a la compañía de responsabilidad si algo se daña o pierde.
Es importante tener en cuenta que, si se van a usar los buses que van al aeropuerto (no transfer o taxi), éstos tienen una hora límite de salida: desde Santiago al aeropuerto, el último bus sale a las 1030 PM, y para el regreso a Santiago desde el aeropuerto, el último parte a las 1130 PM. Un taxi cuesta entre $ 7.000 y $ 11.000 al centro.
El bus Centropuerto cuesta $ 1600 (OW)/$ 2800 (RT), y el Tur Bus, $ 1800/$3000, ambos con salidas cada 10’.

Aterrizamos en Punta Arenas (PUQ) a las 520 AM, esperando en el aeropuerto hasta que pasó el primer bus de la mañana hacia Puerto Natales, el Bus Pacheco de las 750 AM (10’ más tarde pasa el Fernández); no es necesario, en esta temporada, haber reservado pasajes previamente, pero sí lo es en temporada de verano, en que el bus muy posiblemente salga ya lleno desde Punta Arenas.
A diferencia del año pasado, ya no es necesario llamar a las empresas previamente para asegurarse de que el bus pase al aeropuerto, ya que ahora es parte de su recorrido.

El pasaje PUQ-Puerto Natales cuesta $ 4.000/7.000 (ida/ida y vuelta) y el viaje toma 2,5 horas.
Las salidas desde el AP en la mañana son a las 0750, 0800, 0850 y 0900.

Una vez en Puerto Natales, fuimos recogidos en el terminal por el dueño del Alojamiento Backpackers (Arturo Prat 367 – (61)413600/cel: 85459162/79868752), a quien ya conocíamos y habíamos llamado por teléfono previamente; alojamos allá como de costumbre, y en la tarde nos aprovisionamos, ya que decidimos comprar todo en Natales, puesto que los precios en el Unimarc local son los mismos que en Santiago (eso sí, las cajeras tienden a no dar el vuelto completo); lo único que trajimos desde la grande ciudad fueron las salsas Mamma Mía (Lucchetti), que allá no hay, el queso rallado, y los jugos en pulpa Watts (a pesar de su peso, son muy buenos para este tipo de actividades, ya que son la única forma de consumir fruta).

Imagen
Hostal Backpackers (Puerto Natales)

Hay que anotar que el dueño del Backpackers opera también el Hostal Arkia, más sofisticado y con baño privado; este alojamiento, que cuesta aproximadamente el doble, está en Bulnes 1494 y los teléfonos son los mismos del Backpackers.
La bencina blanca la compramos en la tienda Alfgal (Barros Arana 299, esquina Bulnes – (61) 413622), que atiende de lunes a viernes hasta las 800 PM, y hasta las 700 PM el sábado, a $ 1600/litro. Esta tienda tiene adosado un boliche que es sucursal de La Cumbre, con precios similares a los de Santiago, y no está abierta en domingo.
Casa Pivcevic (Bulnes 613) también tiene bencina blanca, pero a $ 1800/litro.

Imagen
La Casa Pivcevic y su icónico local.

Almorzamos (cazuela con agregados) en La Picada del Mercadito (Eleuterio Ramírez 264 – (61)413413, al lado de los Buses Pacheco) por $ 2500 cada uno (nótese que los lugares para comer bueno y barato son escasos en la localidad).

Imagen

Ahí también nos enteramos de que Bambang Zamorano había viajado a PUQ junto a otros 3 colegas ignotos –los del fondo del avión- a palear el barro que se derramó luego del desborde de un estero local.
En temporada alta (fines de septiembre hasta el 30 de abril), hay movilización diaria entre Puerto Natales y el parque, y viceversa, con fechas de regreso abiertas y 3 salidas; a comienzos de abril, los horarios de regreso se reducen a uno al día (a las 400 PM desde Laguna Amarga – consultar desde otros puntos) , y después de esa fecha, hay que definir con sumo cuidado el lugar, día y hora de regreso con el transportador.

Contratamos el transporte con Turismo JBA (Arturo Prat 258 – (61)410242-412824) por $ 17.000, entrando el 23 de abril y saliendo en principio el 12 de mayo, pero dejando abierta la posibilidad de cambiar la fecha más adelante si fuera necesario, cosa que hicimos.
Luego de eso, salimos a dar una vuelta por la ciudad, que siempre es interesante, y más aun con luz invernal:

Imágenes natalinas

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

A las 740 de la mañana del lunes 23 de mayo, el minivan de JBA nos recogió en nuestro alojamiento y, tras recoger a otros pasajeros y añadir una más, abandonada por Buses María José –problema relativamente frecuente en esta época, según pudimos darnos cuenta más tarde- salimos hacia el parque, vía Cerro Castillo (último lugar con cobertura celular permanente, aunque existe una reducida franja con señal a unos 20 kms. de allí).

Imagen
823AM: Camino a Cerro Castillo

Imagen
Las Torres del Paine desde el camino

Imagen
Laguna Amarga

Imagen
Torres del Paine desde la Laguna Amarga

Imagen
El Señor Pedro, gaucho patagón

A las 1020 AM llegamos a la portería de Laguna Amarga, donde se paga la entrada al Parque (chilenos: $ 4000/extranjeros: $ 15.000 – US$ 31), y desde allí viajamos 1 hora más hasta la Guardería Pudeto, donde abordamos el catamarán hacia Pehoé ($ 12.000, 30 minutos), también conocido como Refugio Paine Grande, donde nos quedamos ese día a alojar.

Imagen
Cuernos del Paine y el efecto del fuego en península e islas

Imagen
El catamarán en uno de sus últimos viajes regulares de la temporada hacia Pehoé

El catamarán funciona diariamente entre la última semana de septiembre y el 30 de abril, con 3 salidas entre diciembre y el final de febrero.
El área de acampar de Pehoé no se encontraba habilitada, y probablemente no lo esté aun para la temporada 2012-2013, ya que a fines de mayo no se habían iniciado los trabajos de rehabilitación, que no son posibles de realizar en invierno, pero es posible alojar en el refugio a razón de $ 10.000 por cama. Hay duchas calientes, electricidad, y si no se ordena comida en el refugio, es posible cocinar fuera de éste y comer dentro.

El personal es sumamente amable y cooperador, y existe una tienda que vende insumos, recuerdos y comida a precios razonables, o al menos no tan elevados como en el resto del parque.
De hecho, una Coca Cola es mucho más barata aquí que en el aeropuerto de Punta Arenas, donde cuesta $ 1400.

Recorrer el área de acampada de Pehoé es como pasear por Hiroshima luego de su bombardeo nuclear: la tierra está quemada y arrasada, de los matorrales sólo quedan los troncos más gruesos, los esqueletos de los domos están tumbados al fondo del recinto, los baños están arrasados y conservan algunas cosas reconocibles como rollos industriales de papel, ahora chamuscados y mojados, mientras que los antiguos generadores están destrozados junto a una pila de grandes balones de gas y depósitos de combustible hinchados por el calor.

Imagen
Tambores de petróleo hinchados por el calor, y al fondo los generadores quemados

Hileras perfectamente ordenadas de clavos se extienden donde antes hubo pasarelas de madera, de las que ahora quedan sólo sombras que recuerdan a las de las personas que se vaporizaron en Hiroshima.

Imagen
Hilera de clavos y tocones de madera donde antes hubo una pasarela, en el área de acampar de Pehoé

Imagen
Imagen
Baños del camping

Imagen
Imagen
Imagen
Antes y después: nuestro lugar de campamento en el 2011, y su estado en el 2012, exactamente 1 año después de tomada la primera foto

Imagen
Imagen
Pasarelas en 2011 (foto en papel) y 2012

Imagen
Clavos de pasarelas y restos de estacas de carpas

Imagen

Imagen
Esqueletos de domos y restos de pasarelas en el holocausto nuclear de Pehoé

El terreno mismo del camping está sembrado de estacas de carpas –personal del refugio cuenta que recogieron más de 100 luego de que el fuego se apagó- así como de restos de equipos de acampada: tapas de ollas, estacas deformadas por el fuego, puntas de bastones, placas madre de equipos electrónicos –teléfonos, o quién sabe qué- y montones de restos irreconocibles que dan cuenta de lo repentino y violento del fuego, y lo apresurado de la huida de los campistas.

Imagen
Implementos de cocina y estacas fundidas, abandonadas por campistas en fuga

A 200 metros, la cabaña de CONAF también está pulverizada, sus restos arrumbados, la antena de TV satelital derretida, y con restos de equipamiento doméstico destruidos y deformados por el calor, como los vidrios que se ven en la foto.

Imagen
Vidrio deformado por el calor –del mismo modo que el marco del letrero del fondo- en lo que fuera la sede de CONAF de Pehoé

Imagen
Antena satelital de CONAF, derretida

Imagen
Decodificador de TV de CONAF, y lo que quedó de su cabaña

Sorprende, en todo caso, que el fuego no alcanzara al refugio mismo, llegando a apenas 2 metros de sus paredes, y así también el comedor de campistas se salvó sin sufrir daño alguno, aunque se encuentra cerrado.

Imagen
Vista desde el refugio Pehoé (Paine Grande): nótese lo cerca de éste que llegó el fuego

Imagen
Baños (quemados) y comedor del camping (intacto)

Parte del propósito de esta visita era tomar fotos de “antes y después”, cosa en la que nos ocupamos durante las primeras horas de esa tarde, hasta que se oscureció poco después de las 5, y nos fuimos a cocinar y conversar con el personal.

Al día siguiente –martes 24 de abril (día 4 – 2 en el parque), fecha en la que regresamos a Santiago el año pasado- iniciamos nuestra caminata en el parque, aunque un poco tarde pues nos quedamos otra vez fotografiando y socializando, partiendo a las 2 de la tarde hacia Grey, con unos 31 kilos en mi mochila –y 17 en la da la Osa- y perdiendo cerca de media hora a la salida, pues la hebilla del cinturón se rompió, obligando a una reparación vital y relativamente larga en la que perdimos tiempo.
El cajón de la salida de Pehoé hacia Grey está completamente quemado, al punto de que transitar por él induce una sensación de irrealidad, dado que se está a cielo abierto pero rodeado de paredes de cerros completamente negras, que parecen pintadas.

Imagen
Estado actual del bosque en la loma antes de la Laguna de los Patos

Imagen
Vista del camino bajando de la Laguna de los Patos hacia Pehoé

El curso de agua que corría paralelo al sendero, a raíz de la pérdida de la capa vegetal, ahora invadió la huella, inundándola y apozándose en ella más que de costumbre, cosa que se repetiría más adelante en varias partes, a veces como consecuencia de los propios trabajos de recuperación.
Para añadir otro elemento de rareza, llegamos a la Laguna de los Patos que, inusualmente, estaba con viento absolutamente calmo (normalmente ahí hay ventarrones permanentes que no bajan de los 70 por hora, y contra los que es difícil caminar y hasta respirar).

Imagen
Inusual vista de la Laguna de los Patos con absolutamente nada de viento

Imagen
Sendero con vegetación quemada entre la Laguna de los Patos y Grey

Imagen
Uno de los bolsones de vegetación intacta, en el primer puente yendo desde Grey

Seguimos avanzando y reconociendo lugares que el otoño pasado eran dorados, rojos y amarillos, y que esta vez presentaban sólo un tono negro y se encontraban arrasados y talados, aunque de tanto en tanto cruzábamos manchones de vegetación intacta, por sobre los que el fuego voló (esas llamas voladoras, o pavesas, fueron las que quemaron la vegetación en las islas del lago), hasta que a las 530 PM atardeció, y nos encontrábamos aun a 5 kilómetros de Grey (habíamos avanzado 6 kms. en 2 horas y media, parando a fotografiar a cada rato); seguimos caminando de noche hasta las 7 PM, en que llegamos a la primera bajada fuerte, localizada a 4 kms. de nuestro destino, pero ésta se encontraba convertida en un resbalín de roca y hielo verglass, producto de arrastre de la tierra por el encauzamiento del agua generado por las piedras colocadas por equipos de jóvenes voluntarios para marcar los senderos, que terminaron borrándolos y convirtiéndolos en cascadas heladas.
Considerando la dificultad para bajar eso con peso, hielo y en oscuridad, decidimos vivaquear en un promontorio expuesto, pero con magnífica vista al lago Grey, así que pusimos el footprint para protegernos de la humedad y el carbón del suelo quemado, cenamos y nos tapamos con el cubretecho de la carpa ya que, aunque estaba completamente despejado, en la Patagonia nadie asegura que si anochece despejado, no despertemos a las 3 de la mañana bajo un aguacero o una nevazón.
Dormimos perfectamente, y bastante cómodos, sin nada de frío, a pesar de que la mínima esa noche fue de -11,4°, y hasta pasando calor, aunque en la mañana todo estaba escarchado, el agua congelada y así se mantuvo por el resto del día. Salimos de ese lugar de vivac a las 1210 AM, caminando a través de sectores que el año pasado estaban poblados de árboles multicolores, y que ahora estaban totalmente quemados, con pozas de agua podrida y maloliente donde antes hubo esteros sonoros; el olor a hollín húmedo lo permea todo, a pesar de la brisa y del tiempo transcurrido.

Imagen
Despertando luego del vivac junto al camino

Imagen
Vista desde mi saco hacia el E, a las 900 AM

Imagen
Vista desde el vivac hacia Grey

Imagen
Mi vista al despertar

Imagen
El glaciar Grey en la mañana, desde nuestro vivac

Imagen

Imagen
Puente Olguín a la 1 de la tarde

A las 210 PM , con día soleado y temperatura aun bajo cero, llegamos al nuevo Refugio Grey(S 51 00 25,5/W 73 10 36,8 – alt. 309), ubicado 400 metros antes del antiguo lugar, sin vista al lago, pero sí a las montañas y con una gran explanada donde ahora es el camping.
En invierno, el Sol aparece recién sobre el camping a la 130 de la tarde, y se oculta a las 430 PM, por lo que es posible que hasta esa hora no se pueda secar o descongelar nada.

El agua de la llave tiene sedimento y un sabor no tan perfecto como el de las vertientes, ya que se bombea desde el lago, por la inexistencia de cursos de agua cercanos.
El refugio se convirtió en un lódch de 3 millones de dólares, con instalaciones lujosas para el Caballero Trekkero (aunque los baños, de primera clase, siguen siendo compartidos), y el área de cámping tiene ahora su propio comedor aparte, con buenos baños con ducha caliente y las mesas del refugio anterior.
Allí también hay un almacén que vende alguna comida (Fideos 400: $ 1500/Zuko: $ 500/Galletas: $ 1000/Atún: $ 1500 – no azúcar ni sal), poleras y gas en baloncito (no bencina blanca) y donde también se paga el cámping ($ 3500/día).

El alojamiento en el lódch cuesta $ 10.000, sin comidas.

No hay ratones, y el zorro sólo roba lo que es dejado fuera de las carpas (no las destruye, a diferencia de lo que hacía el zorro residente del antiguo refugio).
Como en todos los alojamientos del parque, hay radio VHF, pero no teléfono.

Mientras nos instalábamos, avistamos a personal de CONAF que, con mochilas especiales, cargaban los plantines (es voz argentina) para la reforestación de la zona, cajitas que en nuestra bajada hacia Pehoé también vimos a la orilla del camino.
Aquí fue que, cuando desempacábamos la carpa, nos dimos cuenta de que, al momento de guardar todo en Santiago, había traído por error las varillas de la carpa M-25, que a último momento cambiamos por la VE-25, pero salvo quedar un poco más cortas de un lado, y hacer la carpa algo aparragada, funcionaron perfectamente bien, soportando la carpa vientos, nevazones y lluvias como si las varillas fueran las correctas.

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Campamento en Grey (nuevo)

Imagen
Imagen
El nuevo lódch Grey

Imagen
Comedor, baños y almacén del camping Grey

Salimos de Grey hacia el Campamento Guardas (S 50 59 08,6/W 73 10 58,3 – alt 282) el jueves 26 (día 6 – 4 en Torres), tras una noche sin viento pero con mínima de -7,9°, y que a las 9 de la mañana, cuando despertamos con las primeras luces, aun era de -6,3°; el té que habíamos dejado en un jarro en el ábside, y el agua del bidón, estaban congelados, así como todo lo que nos rodeaba.

Imagen
Jueves 26 de abril, 11 de la mañana: té congelado en el jarro, y la mínima de la noche en la pantalla superior del termómetro

Partimos a las 220 PM, cruzando por primera vez desde que llegamos al Parque bosques intactos, y al alcanzar la segunda quebrada nos encontramos con los primeros trabajos para instalar un puente colgante; llegamos a Guardas a las 420 PM, con un total de 30’ de paradas en ruta, en contrándonos con dos carpas en el lugar, y con que el cobertizo usado para cocinar y refugiarse estaba parcialmente aplastado por un árbol, que había caído dos semanas antes, pero de todos modos la estructura sigue utilizable. El baño estaba en condición lamentable, y al parecer los ratones se refugian del frío en él.
Guardas es oscuro y húmedo, pero aun así no es desagradable, con varios lugares planos para acampar y el mirador del glaciar a un par de minutos desde la carpa.

Fotos del camino hacia Guardas:

Imagen
Imagen
Imagen

Imagen
Imagen
Campamento Guardas

Imagen
Imagen
Cobertizo de cocina de Guardas y el árbol que lo aplastó dos semanas antes

Desde Guardas exploramos por un par de días el camino hacia el Campamento Paso, llegando el primer día hasta el punto S 50°58’19,0”/W 73°11’31,6” – alt. 467, al borde del glaciar y justo donde empieza una bajada pronunciada por una escalinata, desde donde nos devolvimos porque a las 6 de la tarde ya caía la noche y tanto el suelo como la escalera metálica que se debe bajar de regreso estaban cubiertos de hielo (de hecho, partes del sendero eran intransitables sin crampones o sin picar la capa de hielo que los cubría).
Esa noche hubo fuerte viento y lloviznó un poco, pero a la mañana siguiente volvimos a salir, esta vez cruzando la escalera (S 50 58 50,0/W 73 11 13,8 – alt. 345), y una segunda y profunda quebrada en la cara sur del cerro Ostrava (S 50 58 09,4/W 73 11 33,9 – alt. 442), con la impresionante vista de las nubes levantándose sobre el glaciar y dejándolo a la vista en la luz matutina.

Ruta hacia Campamento Paso:

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Imagen
Imagen
Primera escalera

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Cerro Ostrava al fondo de la quebrada

Imagen
Hasta aquí llegamos, almorzamos y volvimos.

Imagen
Imagen
Imagen

Había Sol pero mucho frío, así que alcanzamos hasta un bosquecillo (S 50 58 06,3/W 73 11 44,1 – alt. 401) pasado la quebrada donde paramos a fotografiar el Campo de Hielo, a comer algo y a llamar por teléfono (la cobertura en Grey es deficiente debido a lo estrecho del valle), y luego regresamos otra vez de noche al campamento en Guardas, caminando 3 horas y media.

Imagen
Salida de la Luna sobre el glaciar Grey

La temperatura estuvo veraniega (1,8° al llegar a la carpa, y mínima de 0,5°), lo que nos favoreció porque se nos había acabado el combustible –no considerábamos quedarnos 4 días arriba- y el domingo 29 a la 140 PM empezamos a bajar hacia Grey, a donde llegamos a las 315 PM (1:35 de caminata), donde celebramos mi cumpleaños con un tarro de duraznos con crema, y una lata de Coca Cola, y nos enteramos de que la hora había cambiado (las 6 de antes eran las 5 de ahora).
Si bien bajamos con cielo nublado, al anochecer se levantó viento de hasta 90 km/h, y luego empezó a llover con fuerza, lo que terminó por hacer perfecta mi celebración.

Imagen
Imagen
Imagen
La ensenada de los témpanos (Mirador Grey)

Al día siguiente –lunes 30, día 10 – 8° en el parque- mientras estábamos en el lódch conversando junto al fogón, llegó un grupo de 6 personas, 4 de ellas tan espantosamente mal equipadas que pensamos que eran alemanes orientales, y otras 2 con un equipo diametralmente opuesto: de última generación y de la mejor calidad.

Los 4 alemanes orientales resultaron ser 3 colombianos de Manizales y un argentino que arrastraban juntos su carpa y equipo (llevaban en brazos una gigantesca carpa de playa, y una multitud de cosas ignotas colgando), calzados con zapatillas, bluejeans y gorros de lana, sin bastones –aunque uno llevaba un palo que había recogido por ahí- y el mejor vestido llevaba un buzo de bombero de servicentro, pero estaban animados; pretendían hacer la W en condiciones invernales en 4 días, ya que eso habían leído en internet.
Para animar sus días, llevaban una radio a pilas del tamaño de un computador portátil, aunque bastante más gruesa, pero a pesar de todo lo estaban pasando excelentemente bien, y al parecer el resto de su estadía siguió resultándoles igualmente disfrutable.
Los otros dos, bien equipados, eran una pareja ecuatoriana formada por el forero Ledusin, que venía llegando del Himalaya, y Lorena, su pareja, y ahí ocurrió otro de los hechos notables de este viaje: mientras la Osa calentaba agua y yo andaba en la carpa, se le acercó Ledusin y le preguntó cómo le decían a ella, y a mí, y si usábamos cámaras Nikon D300; resultó que, antes de salir de Ecuador, ellos habian buscado en internet “Torres del Paine en otoño", encontrándose con el tema del mismo nombre que hice el año pasado (ver acá: Torres del Paine en otoño – 2011 ), el que tomaron como guía para planificar su logística, y habían reconocido a la Osa por la foto en que ella aparece en el albergue de Puerto Natales junto a una de nuestras D300.

Lo notable fue habernos encontrado en un lugar remoto, con semejante precisión (podríamos habernos ido más temprano ese mismo día y no habernos encontrado jamás), y habiendo ellos leído un tema hecho por mí acá en Tricúspide; conversamos del Foro, de conocidos en común, de montañas, viajes y fotografía (Ledusin llevaba su cámara y trípode a todos lados), y les pasamos algunos datos para el resto de su salida.

Imagen
Calentando agua para la once en el comedor del camping Grey

Esa noche hubo viento huracanado y lluvia fuerte, que disfrutamos abrigaditos en nuestros sacos dentro de la carpa, a donde nos íbamos luego de ducharnos y pasar un rato departiendo en el fogón del lódch; los días siguientes continuaron con un tiempo igual o peor –el 1 de mayo, la nieve alcanzó a 120 metros por encima del nivel del campamento- con viento huracanado, lluvia y aguanieve alternadas, así que aprovechábamos los ratos en que la tormenta amainaba para recorrer por ahí cerca, yendo al antiguo refugio o a la cercana ensenada de los témpanos, y volviendo en la tarde o al anochecer para secarnos junto al fogón, cenar, y luego seguir cantando o conversando junto al fuego hasta las 4 de la mañana.

A esas alturas, sin embargo, ya el combustible se nos acababa, así como la comida, así que a pesar de lo agradable que era estar refugiados en Grey, y de la tormenta que parecía no parar, el jueves 3 a las 230 PM, aprovechando un momento de calma del temporal, partimos hacia Pehoé acompañados por los ecuatorianos; los colombianos y el argentino habían salido dos días antes bajo una tormenta rabiosa, ya que tenían que llegar a Laguna Amarga ese sábado, y antes planeaban hacer la W, aunque empapados, y con un viento que no dejaba caminar, no sabemos cómo les haya ido con eso.

Imagen
El forero Ledusin cantando en el fogón del lódch Grey

Imagen
La vista por la ventana mientras el forero Ledusin cantaba en el fogón del lódch Grey

Llovía moderadamente cuando partimos, sin demasiado frío, y casi sin viento, e incluso al llegar al Mirador del Grey, tuvimos un arcoiris, pero a las 520 PM empezó a caer la noche, y a las 550 PM ya estaba completamente oscuro, aunque poco después salió la Luna, que a ratos se asomaba entre las nubes negras y densas. A las 630 PM, de noche cerrada, llegamos a la Laguna de los Patos, donde soplaba un viento en contra que nos desequilibraba e impedía caminar, y antes de que termináramos de bordearla, se desató un aguacero violento; salimos de la laguna para tomar el sendero del cajón que baja a Pehoé, pero de noche el terreno, que estaba completamente negro, era muy difícil de distinguir, además de estar convertido si no en un pantano, derechamente en un río que en algunos tramos alcanzaba los 30 centímetros de profundidad, situación que no mejoró al alcanzar la parte plana, pero aun así llegamos al refugio Pehoé a las 810 PM (10’ más tarde de lo calculado), donde nos quedamos a pasar la noche y la tormenta.
Ese tramo, en esas condiciones y casi sin parar, nos tomó 5:40 horas.

A las 1130 de la mañana siguiente (viernes 4 – día 14 – 12 en el parque), Ledusin y Lorena partieron hacia el Campamento Italiano, en tanto que nosotros nos quedamos en el refugio ya que yo estaba resfriado –me había hecho mal ir a la ensenada de los témpanos unos días antes- y preferimos quedarnos conversando la amistad y reponiéndome, hasta que el tiempo se estabilizara un poco más, cosa que valió la pena.

Imagen
Cuernos del Paine tomados durante el descanso en Pehoé

Había gringos ocasionales en el refugio, que generalmente llegaban por el día desde la Administración para devolverse por la misma ruta, o ir a Grey antes del amanecer y volver, pero lo más común era no compartir el lugar con nadie. Esto significa, también, que si en esta época uno cuenta con comprar provisiones ahí, ha cometido un error, ya que el almacén cierra a fines de abril, y aun en esos días ya está muy poco surtido. Nosotros habíamos dejado un depósito de provisiones en el hotel, así que no nos faltaba nada, y lo que no teníamos era justamente lo que no queríamos tener: contacto con el mundo exterior.
Captábamos radios AM o de onda corta argelinas, chinas o texanas, pero ninguna chilena o siquiera argentina.

El domingo 6 (día 16 - 14 en Torres), con cielo parcial nublado y viento a favor, salimos a la 116 PM hacia el Campamento Italiano (S 51 01 19,8/W 73 02 33,8 – alt 165), a través de un camino desolador: todo quemado, excepto algunos raros bolsones de vegetación intocada que destacaban por los colores rojos, verdes o amarillos, con montones de madera y tablas apiladas cada tanto donde hubo alguna vez una pasarela o letreros, aunque los esteros estaban limpios (cerca de Grey, en muchos casos el agua estaba apozada y sucia).

Imagen
Caminando de Pehoé a Cp. Italiano

Imagen
Imagen
Cerca de la segunda vertiente entre Pehoé e Italiano

Imagen
Imagen
Stalker en Patagonia

Paso por un bosque muerto, se me nubla el corazón, y también recuerdo los paisajes de Stalker: nublados, oscuros, arrasados por algo impreciso que se insinuaba nuclear, y que allá, en Torres del Paine, era inevitable asociar otra vez a las imágenes de Hiroshima post bombardeo.

A unos 2 kilómetros del Campamento Italiano, los efectos del fuego repentinamente cesan –aunque el daño se extiende hasta por lo menos la cota 500- y reaparece la vegetación sana, así como l fauna, y así, en el extremo de una pasarela, la Osa avistó a esta lechucita (Athene cunicularia o “pequén”) parada en una delgada rama, que nos entretuvimos en fotografiar por más de media hora hasta que se voló.

Imagen
Imagen
Imagen
Una cosa notable de este avistamiento, es que se supone que esta especie en particular se encuentra extinta de Magallanes, y que el límite austral de su hábitat se encuentra en Valdivia.

Llegamos al campamento Italiano a las 526 PM, tras 4:10 de marcha –el tiempo standard para este tramo, el más fácil e todos, es de 2,5 a 3 horas- instalándonos en el último sitio del lugar, que es el más cercano a la vertiente (el cobertizo para cocinar se encuentra a unos 250 metros de ésta).
La caseta de CONAF se encontraba cerrada desde hacía 10 días –nos encontramos con su guardaparques en Grey- y la noche fue ventosa y cálida (mínima: 5,4°), sin los incidentes con ratones que son tradicionales en ese campamento, y a las 1235 salimos hacia el Campamento Británico con día soleado y sin viento, escuchando los desprendimientos de hielo del glaciar Francés que está por la orilla opuesta del río.

Imagen
Imagen
Llegando al Campamento Italiano

Imagen
Campamento Italiano (último sitio)

8 gringos –provenientes de Pehoé y Cuernos- habían subido en la mañana y los cruzamos de bajada a las 240 PM, en el Mirador, luego de lo cual quedamos absolutamente solos en el valle; poco antes de alcanzar ese punto, e los 470 mts. De altitud, encontramos los primeros manchones de nieve, y a las 420 PM del lunes 7 de mayo (día 17 – 15 en el parque) llegamos al Campamento Británico (S 50 59 10,9/W 73 03 17,9 – alt. 647). Nos demoramos 3:50 en subir con peso, en tanto que el año pasado, sin más peso que el de nuestras cámaras, nos tomó 4:10 alcanzar el mismo punto (esto, para graficar cuánto podemos demorarnos en fotografiar, y por qué nuestros tiempos de marcha no deben ser considerados por quienes quieran romper récords de velocidad).

Imagen
Imagen
Vistas del camino a Cp. Británico

Imagen
Campamento Británico

2 minutos después de llegar, me devolví hasta un punto un par de kilómetros más abajo, donde habíamos dejado la mochila de la Osita para que ella caminara más aliviada, tramo que me tomó 38’ de bajada y 50’ de subida, arribando al campamento, que la Osa ya había armado, justo al anochecer (6 de la tarde).
La T° era de -0,2°, tenía mi polera y parka completamente empapadas, pero las dejamos secando (hay que ser cuidadoso con esto, porque la ropa puede amanecer congelada) y a las 8 PM nos echamos a dormir siesta, con -2,2° en el exterior.
Despertamos a las 11PM con -0,4°, cenamos y tomamos algunas fotos nocturnas de los Cuernos , escuchamos la Radio Nacional Argentina y a las 740 AM del martes 8 de mayo (día 18 – 16 en Torres) me levanté otra vez para tomar algunas fotos nocturnas del valle y el Paine Grande a la luz de la Luna; la mínima había alcanzado -3,4°, y al momento de salir había -2,4°.

Imagen
Luna al amanecer en el Campamento Británico

A las 1145 AM empezó a nevar con fuerza; poco antes había llegado un francés al refugio de piedra y ramas que está al lado de la carpa, a quien le dimos agua caliente para una sopa –estaba empapado, helado, y vestido con pantalones ligeros y zapatillas- y quien se quejó de lo mismo que varios otros: que se le había hecho creer que la W era posible de ser realizada en 4 días (5 como máximo), cosa que en la práctica era imposible, y menos aun en condiciones de mal tiempo y días cortos, lo que significaba que necesariamente deberían perderse irremisiblemente al menos uno de los puntos de interés del circuito. Y nótese que quienes reclamaban no eran personas lentas o que se demoraran deliberadamente como nosotros, y que tampoco tenían flexibilidad de tiempo o medios de comunicación para extender su estadía y poder hacer el circuito completo.

A las 2 de la tarde paró de nevar, así que salimos hacia la explanada y en 20’ subimos al Mirador Británico (S 50 58 58,0/W 73 03 13,0 – alt. 778), y donde, en vista de lo indescriptiblemente perfecto del lugar y sus condiciones, decidimos llamar a la empresa de transfer para extender nuestra estadía en el Parque y correr el día en que nos recogerían en Laguna Amarga del sábado 12 al domingo 13.
Nos quedamos en la roca del mirador viendo el circo de montañas que cierran el valle hacia el W, y el desplazamiento de las nubes desde la parte baja de éste hacia arriba, y aunque los árboles estaban completamente desprovistos de follaje –al año pasado, dos semanas antes de esta fecha, estaban con todas sus hojas coloridas de otoño- el lugar nos pareció sobrecogedoramente hermoso y salvaje.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
La explanada fantasmal del Campamento Británico

Imagen
Explanada del bosque muerto al anochecer

Imagen
Imagen
Vista desde el Mirador Británico hacia el fondo

Imagen
Imagen
Río del Francés desde el campamento

Imagen
Fotografiando en la explanada fantasmal

Al anochecer regresamos al campamento, donde poco más arriba, un chileno que había llegado cuando estábamos saliendo, había acampado y lo invitamos a tomar once a nuestra carpa: resultó ser René, amigo del forero Hernán Pizarro, y para quien esta era su tercera visita a Torres del Paine. Conversamos por 2 horas, cenamos juntos y luego de que se fue a su carpa, escuchamos algo de radio –de Argentina, y la radio El Pingüino de Punta Arenas, la primera chilena que habíamos captado en 3 semanas- gracias a lo cual nos calculamos de que habría mal tiempo, ya que para Punta Arenas se pronosticaba un temporal que duraría hasta el domingo, pero había que considerar que esas condiciones probablemente se suavizarían cuando el frente alcanzara el parque.
La máxima fue de 5,4°, debida a que estuvo nublado buena parte del día.

Imagen
Tomando té con el amigo René

Al día siguiente (miércoles 9 – día 19 – 17 en el parque), tras haber llovido con fuerza toda la noche, René bajó a mediodía, y nosotros nos dedicamos a remontar el estero hacia el fondo del valle, en la misma dirección que los escaladores que atraviesan la morrena para establecer campo base cerca de la laguna que está detrás de ella.
En ese sector encontramos un depósito parcialmente destruido, abandonado seguramente en la temporada 2009 –a juzgar por las fechas de vencimiento de los alimentos- con algunas provisiones, bastante combustible y algunas otras cosas contaminantes que bajamos; evidentemente, el contenedor de éste se había desplazado del lugar donde inicialmente había sido dejado, probablemente a causa de los deshielos, y algunas cosas sencillamente habían desaparecido arrastradas por el torrente (como por ejemplo, una costosa carpa de la que sólo hallamos su funda rota).

Nos quedamos por ahí hasta que la luz empezó a perder calidad, y cuando a las 5 de la tarde regresamos a la carpa, en ese mismo momento empezó a nevar, condiciones que se acentuaron durante la noche con viento huracanado y aumento de la intensidad de la nevazón, que no se detuvo hasta el día siguiente al anochecer.
El jueves 10 de mayo (día 20 – 18 en el parque) amaneció nevando con fuerza, así que esperamos a que amainara un poco (muy poco, en realidad) para desarmar el campamento y a las 250 PM iniciamos la bajada, con viento blanco en los descampados entre los bosques, unas ráfagas de viento en el sector del mirador del glaciar que nos impidieron caminar por algunos minutos y que casi nos tiran al suelo, y una nube negra que se desprendió del glaciar y que, por su densidad, primero pensamos que era una avalancha gigantesca y que resultó ser nada más que una masa de nieve y granizo como pocas veces había visto, que nos alcanzó justo cuando llegábamos al Campamento Italiano, a las 624 PM: nos demoramos 3:24 horas en bajar, con sólo 7’ de descanso en total.

Imagen
Imagen
Imagen
Carpa en el Campamento Británico en la mañana

Instalamos la carpa junto al cobertizo de cocinar, por si fuera necesario secar cosas ahí, y a las 700 PM en punto partí con una mochila en que sólo llevaba algo de ropa seca y mi saco de dormir hacia Pehoé, para recoger las últimas provisiones que habíamos dejado en el lugar; poco antes de salir, llegaron al campamento un argentino y un argentino-boliviano –Matías y Johnny, ambos estudiantes universitarios de Buenos Aires - que venían extenuados tras bajar todo ese día desde Grey sin parar en Pehoé.
Como estaba ocupado en preparar rápidamente mi salida, cuando me preguntaron dónde podían acampar pensé que habían creído que era el encargado del lugar, pero en realidad era porque estaban muy cansados y ya casi no funcionaban. Al lado del suyo, el equipo de los colombianos de Grey podía considerarse avanzado: los muchachos llevaban sus cosas colgando, desequilibradas y amarradas en bolsas plásticas que se balanceaban a todos lados, sin bastones, y uno de ellos con zapatillas de ciudad impregnadas de agua. Llevaban una pesada y nada impermeable carpa canadiense, comida limitadísima, y no tenían cocinilla, lo que les impedía comer o tomar cosas calientes. Aun así, y a pesar de su agotamiento evidente, estaban animosos y felices de estar en el parque, aunque también estaban mal informados pues suponían que había refugios gratuitos y equipados con lo necesario para cocinar y quedarse en ellos, y que existían tiendas donde comprar provisiones, además de distancias caminables dentro de los tiempos algo fantasiosos que hasta hace poco se publicaban para los tramos de los circuitos.

Nada de eso lo supe sino hasta que regresé, así que salí luego de acomodarlos en una planicie protegida por árboles (tampoco sabía qué tipo de carpa tenían): estaba despejado, con Luna llena y sin demasiado frío, pero con un fuerte viento en contra (del S) que afectaba la marcha cada vez que estaba en senderos expuestos. A 1600 mts. del refugio, perdí la huella –que era difícil de ver de noche y estando todo quemado- así que me extravié por 15’ en unas laderas quemadas, pero con el GPS encontré rápidamente el sendero y la dirección correcta, llegando al refugio a las 900 PM (2:00 horas de caminata). Allí, donde sólo estaban la dotación de invierno -2 personas- y 5 integrantes de la cuadrilla de recolección de basura del parque, que ese día habían llegado desde Cuernos, cené bien, sequé la ropa y debo haberme tomado 2 litros de jugo, y me convencieron de que no regresara de inmediato, sino que lo hiciera, descansado, al día siguiente, lo que fue una buena idea considerando la pesada bajada desde el Campamento Británico de ese mismo día, y el fuerte viento que se desató durante toda esa noche.

Los de la cuadrilla se preguntaban si otro grupo de los mismos, encargados de peinar el lado W del circuito entre Serón y Grey, habrían podido salir de Dickson, ya que las condiciones estaban demasiado malas como para pensar en aventurarse por el Paso Gardner, cosa que confirmamos en los días siguientes. Sin embargo, lo notable de la situación –que ellos tomaban con bastante calma- es el vistazo a la vida patagónica que permitía dar: sin comunicaciones instantáneas, sin prisa, con tiempos que se miden no en horas sino en días, y en función de la Naturaleza.

El viernes 11 de mayo (día 21, y día 19 al interior del parque) amaneció despejado y sin viento, y a las 918 AM partí hacia el Campamento Italiano nuevamente, recorriendo los 7,6 kilómetros en 2:26 horas (llegué a las 1144 AM, y había prometido estar de vuelta a más tardar a las 12); en la ruta me encontré con el último de la cuadrilla de limpieza, que se había quedado en el refugio Cuernos, quien me contó que el maestro que estaba haciendo reparaciones allí se había ido junto con él, pero en dirección de Hotel Torres, y luego con una gringa que también se había quedado allí; a través de la radio, y en buena medida por las escasísimas personas que andábamos por allí, todos estábamos más o menos enterados de dónde estaba y hacia dónde iba cada quien, lo que constituía el sucedáneo patagón de la TV (y que resultaba bastante más entretenido, por lo demás).

Una vez arribado al Campamento Italiano, me encontré con Matías y Johnny saliendo hacia Cuernos y más allá, con un equipo y configuración de éste que de sólo verlo se encogía el ombligo: las cosas colgando y desestibadas, zapatillas y jeans, y un peso descomunal, pero buen ánimo. Aun así, les recomendamos que si el tiempo estaba demasiado malo, dejaran de lado el Cp. Base Torres porque la pasarían mal.
La Osa les había preparado sopa y té para que se entibiaran y alimentaran, ya que los ratones les habían robado el pan y abierto una caja de leche que cargaban, y que a raíz de eso desecharon; si bien todos nosotros consideraríamos imprudente entrar en un área agreste como Torres del Paine sin cocinilla (y más aun en invierno) tampoco creo que el error de esos muchachos haya sido completamente suyo, ya que en el fondo, el grado de desinformación sobre las condiciones del Parque no es responsabilidad de quienes lo visitan, sino de quienes debieran entregar esos datos de manera absolutamente clara, cosa que rara vez ocurre (ver encabezado del tema Torres del Paine en otoño – 2011 ).

Sequé la ropa, desarmé la carpa, almorzamos, y la Osa me puso al tanto de las incidencias de la noche anterior: los ratones habían hecho un pequeño forado en la carpa, y el viento y el frío habían sido los de costumbre, o sea, mucho,
En eso estábamos cuando llegó un grupo de 4 desde Cuernos: 1 chileno acompañado de 1 español y una tailandesa, más un coreano que hablaba 4 palabras inconexas en inglés, que también planeaban hacer la W y -cómo no- la tailandesa iba “equipada” y vestida como para un paseo a la playa (en verano): sin cocinilla ni saco de dormir, calzada con una cruza entre sandalias y zapatillas de lona, y que había sido asilada por el chileno en su carpa, porque de otro modo se moría.
La razón para tal configuración era la misma ya escuchada: nadie le había dicho cómo eran exactamente las cosas, y que la W no se hace en 4 días, menos aun en invierno.

Imagen
Nuestra carpa, y el chileno, el español, la tailandesa y el coreano

Finalmente, salimos a las 403 PM hacia Cuernos, con cielo parcial nublado, viento helado y formaciones lenticulares a unos 50 kms. hacia el SE, así que tratamos de ir rápido porque eso significaba mal tiempo para la noche; al final de la primera subida saliendo del Cp. Italiano, las ráfagas de viento húmedo nos impidieron caminar por algunos minutos, pero por suerte no llovió hasta que alcanzamos el Refugio Cuernos (S 51°01’26,4”/W 72°59’09,9” – alt 74), cuyas luces veíamos a la distancia.

Imagen
Nubes lenticulares camino a Cuernos

Arribamos al lugar a las 714 PM (4:11 de marcha), pero las condiciones eran poco agradables: con una temperatura de 1,7°, viento fuerte y el inicio de una llovizna helada, los sitios para acampar estaban todos cubierto por tinglados de madera donde, seguramente, se van a instalar plataformas de madera (el área de cámping, como todo el mundo sabe, es odiosmente húmeda, lodosa y helada), pero en ese punto aun no lo estaban, así no había dónde quedarse.
Todas las luces estaban encendidas y el generador hidráulico (una microcentral de pasada) estaba andando, pero no se veía nadie en el lugar, cuya área de alojamiento y comedor estaban cerrados.
En el basurero había varios balones de gas, algunos parcialmente llenos y otros nuevos y sellados, así como en unos barriles de basura se encontraban ropa técnica casi nueva, zapatos con poco uso, pilas nuevas, y al menos dos carpas Marmot Thor para 3 personas (quizá había más, pero teníamos cosas más urgentes que hacer que ver eso), en perfecto estado (sólo estaban algo mojadas). Primero pensamos que podían estar ahí almacenadas, pero descartamos esa idea al notar que en los mismos recipientes había también lo que cualquier persona razonable consideraría basura, así que dedujimos que eran las cosas que los gringos desechan cuando se cansan de llevarlas a cuestas y saben que al día siguiente dormirán en un hotel.
Eso nos confirma, también, que son ciertas las historias que dicen que en Gringolandia el dinero crece en los árboles.

Nos refugiamos adecuadamente para pasar la noche, que tuvo un temporal violento con lluvia a gritos y viento enloquecido, que cesó a las 9 de la mañana del sábado 12 (día 22 – 20 en el parque), y a las 1140 AM iniciamos la marcha de 13 kilómetros hasta el Campamento Hotel Torres (S 50 58 00,1/W 72 52 12,8 – alt.142); el tiempo estaba bastante bueno pero con brisa helada, y grandes nubes lenticulares se veían sobre el lago Nordenskjöld y al E de éste, pero no hubo precipitaciones durante toda esa tarde, que estuvo particularmente agradable, y en que no vimos a absolutamente nadie, ni encontramos huellas de los argentinos que iban delante nuestro.
El tramo es largo, con algunas subidas y bajadas moderadas (excepto una), con viento a favor y usando el sistema de marcha de costumbre (50’ de caminata y 10’ de descanso), hasta que a las 550 PM llegamos al puente sobre el río Ascencio donde paramos un rato y luego avanzamos hacia al Camping Torres, no sin antes tomar un sendero equivocado que llevaba a una loma al lado de un río.

Tal como Cuernos, el Hotel Torres también estaba iluminado pero sin señal alguna de vida, así que avanzamos hasta el punto que teníamos marcado para el camping, y luego desde ahí otro tanto hasta instalarnos en el sitio 45 del lugar, cerca de la cabaña de administración, que también estaba cerrada. Se escuchaban risas salvajes y gritos provenientes del Refugio Torres, distnte unos 1000 metros, pero salvo un auto sin luces que pasó corriendo por la orilla opuesta, con sus ocupantes al parecer persiguiendo a alguien a quien trataban de cazar a lazo, de no había señales de gente, excepto una pequeña carpa con 2 gringos cercana a nosotros (se conoce que vivir en un parque remoto de la Patagonia no es impedimento para no hacer de la noche del sábado una ocasión para la diversión salvaje y las sanas cacerías desbocadas).

La noche estuvo helada: hacia las 11 la T° era de -0,4°, pero la humedad acentuaba la sensación térmica, y durante la noche se puso a llover con fuerza creciente.

Imagen
Nuestro último campamento, en el camping de la Hostería Torres

El domingo 13 (día 23 – 21 en Torres) despertamos cerca de las 9 con viento de unos 25 km/h., lluvia intensa y una mínima de -2,3°; las precipitaciones se mantuvieron intensas durante la mañana, así que a mediodía crucé el río para ver si en los edificios del refugio había alguien que saliera hacia Laguna Amarga (S 50 58 44,9/W 72 48 01,1) y nos pudiera llevar, pero a pesar de estar un generador encendido y haber un jeep estacionado, estaba todo cerrado y no se veía a nadie, así que comimos algo y a las 240 PM, con llovizna, salimos hacia la guardería de CONAF, distante 7,3 kms. por un camino de autos relativamente plano, pero que de todos modos es recomendable hacer en auto.
El cajón del Ascensio –donde está el Cp. Base Torres- estaba completamente tapado por una densa nube de color gris oscuro que indicaba nevazón, y de los argentinos no había huella, pero tampoco parecía razonable estar allá adentro con esas condiciones.

En la ruta, observamos montones de guanacos a ambos lados del camino, y cuando estaba alcanzando el desvío para caminantes que está al inicio de la bajada final, un chingue cruzó parsimoniosamente frente a mí, así que aunque estaba determinado a no detenerme por ningún motivo, hice una excepción, dejé la mochila y en 5’ le tomé algunas decenas de fotos al animalito, que no hizo mayores esfuerzos por esconderse.

Imagen
Chingue cerca de Laguna Amarga

Luego de eso reanudé la caminata, llegando a Laguna Amarga a las 415 PM (1:35 de marcha para 7,3 kms.); me encontré con que nuestro transfer, que debía estar allía las 4, aun no había pasado por el lugar, y tampoco estaba al alcance de la radio; en eso, a las 430 PM apareció un transfer de otra empresa que llevaba a gente que paseaba por el día, y que nos contó que el nuestro se había quedado en la Administración porque había aparecido de manera imprevista un grupo grande y lo llevaba a Natales. Llamamos entonces por teléfono a la empresa con que habíamos contratado nuestro viaje (Buses JBA), que se puso de acuerdo con el chofer del nuevo transfer y acordaron llevarnos sin mayores problemas, salvo el que, como no contemplaban el recoger a gente con mochilas, tuvimos que llevarlas sobre nuestras piernas (eso sí, nos dejaron a la puerta de nuestro alojamiento, práctica que no es común, ya que la norma es dejar a los pasajeros de retorno en la plaza o en la agencia contratante).

Nos alojamos donde siempre –en el Backpackers- y antes de ducharnos o lo que fuera, partimos a comprar una bebida para el día siguiente y a comer una pizza gigante (Masay Pizza - Bulnes 427); luego, larga ducha caliente, revisión de correos, reserva de pasajes a PUQ para el día siguiente y reempaque de las cosas que habíamos dejado guardadas en el hostal (entre ellas, una Therm-a-rest y la pala de nieve).
El lunes 14 de mayo (día 24) amaneció despejado y con -3,8° a las 9 de la mañana, así que las calles estaban resbalosas como un espejo; el dueño del alojamiento nos llevó al terminal de buses (el último de la mañana sale las 1100), donde nos encontramos con el administrador de Grey, que viajaba a pasar sus días libres en Punta Arenas.

El camino estuvo soleado y con luz oblicua que hacía parecer el atardecer aunque eran las 2 de la tarde cuando llegamos a la ciudad; nos alojamos en el Patagonia House (Independencia 416 – (61) 242618) por $ 7.000 p/p, ya que el Blue House (Balmaceda 545 – (61) 227006), que queda a la vuelta de la esquina y donde alojamos el año pasado estaba a $ 8.000 (eso sí, aparentemente ambos alojamientos pertenecen a la misma persona, y si no, de todos modos trabajan en conjunto).

Imagen
Buzón de estancia camino a Punta Arenas

El lugar es acogedor, amplio, con derecho a uso gratuito de internet y cocina, baño compartido, piezas con TV (aunque nosotros no lo encendimos: no queríamos saber nada de este mundo aun) y desayuno buffet; se pueden guardar las cosas mientras uno espera la salida del avión, y cuando estuvimos nosotros era tranquilo; el alojamiento parece ser muy frecuentado por israelitos, a juzgar por la gran cantidad de letreros en hebreo, pero se nos dijo que no se les permite armar escándalos (observación útil para quienes vayan en temporada alta).
Los dueños son amistosos y aunque la hora de salida es a las 1000 AM, en temporada baja pueden ser flexibles con eso.

Imagen
Imagen
Hostal Patagonia House

En el alojamiento nos encontramos con Matías y Johnny, que se habían venido el día sábado de Torres, sin aventurarse a Ascencio, y que estaban allí esperando la salida de su bus a Puerto Montt, desde donde seguirían a Santiago para tomar su avión de regreso a Argentina.
Tras almorzar cerca de ahí, dimos una vuelta por la ciudad e hicimos una incursión a la Zona Franca para buscar algunas cosas menores y un encargo de Ciclomontañero, y la mañana siguiente la pasamos en el centro, buscamos un par de cosas más, vimos el estado del estero Las Minas (hasta un teléfono público estaba semienterrado en el barro) y tomamos un taxi pedido por el alojamiento para ir al aeropuerto por $ 6.000 (el año pasado costó $ 7.000).

Embarcamos sin problemas en el vuelo LA 086, envolviendo la carpa y cosas sueltas en bolsas grandes de basura, sin que nadie nos dijera nada por llevar la cocinilla llena de bencina y, como el vuelo de regreso no podía ser menos que el de ida, el avión otra vez debía marcar un hito: era el Airbus 318 CC-CZQ, el más pequeño de la familia Airbus, y en cuyo tipo era la primera vez que volaba. La aeronave estaba piloteada por el hermano de Felipe Camiroaga (animador de TV muerto en un accidente sobre el mar hace unos meses), y previendo la vista que tendríamos, elegimos asientos al lado derecho de la nave para ver las Torres del Paine al sobrevolarlas, cosa que ocurre 25’ después de despegar de PUQ.

Imagen
Despegando de PUQ y girando con rumbo 290°

Imagen
Las Torres y los Cuernos del Paine, y la Punta Bariloche, desde el CC-CZQ; en el tercio inferior central de la imagen se pueden ver el Valle del Francés, el Campamento Británico y la laguna al pie del C° Aleta de Tiburón.

Imagen
De izquierda a derecha: Dickson, macizo del Paine y lago Nordenskjöld

Imagen
En vuelo a la cuadra de Puerto Chacabuco

Imagen
15 de mayo: aterrizados en SCEL y estacionados justo al lado del A320 CC-BAO, avión en que volamos de ida a PUQ

Tras una escala en Puerto Montt y un vuelo con condiciones de tormenta, aterrizamos en Santiago a las 818 PM, estacionándonos –para cerrar con un hecho circular más, tal como cuando al empezar entramos al parque el mismo día en que lo habíamos dejado el año pasado- al lado del avión en que habíamos viajado de ida a Punta Arenas 25 días antes.

Pajarito

*Nuestro equipo principal consistió en:

- Carpa The North Face VE-25 + footprint
- Cocinilla MSR XGK Expedition II
- Mochilas Lowe Alpine Contour IV 80+15 /Sirocco 70+15
- Sacos de dormir Marmot NeverSummer/Ferrino Diable 1000 (ambos de pluma)
- Colchonetas Therm-a-Rest Prolite 4/Prolite Women’s regular (tamaño completo)
- Colchonetas EVA/Wavy para poner debajo de las Therm-a-rest
- Bastones Kohla Alpen Pro
- Polainas Lowe Alpine/Ilchakona
- Tercera capa (parkas) Columbia Titanium
- 1 chaquetas de polar cada uno
- 1 micropolar cada uno
- Pantalones Lowe Alpine/microfibra
- Primera capa Everwarm
- Botas de montaña Asolo Granite (ambos)
- Guantes de polar (2)/Guantes de esquí (1)(Guantes de campamento (1)
- Pasamontañas (1)
- Polera secado rápido(1)-Algodón (1) / 4 de algodón-1 secado rápido (Osa)
- Calcetines térmicos Lorpen Thermalite (1)/Trekking (1)/Algodón (3)
- Lentes de Sol Ray Ban (1 par c/u – yo no usé nunca los míos)
- Radiotransmisor multibanda VHF/UHF Icom IC-T7H con antena FA-1443B
- Teléfono satelital Qualcomm GSP-1600 y plan Globalstar
- GPS Garmin Vista
- Linternas Black Diamond Zenix
- 30 pilas AAA NiMh (linternas y radio)
- 6 pilas AA NiMh (GPS)
- 4 litros de bencina blanca (usamos 5,5 en total – 21 días)
- Provisiones para 22 días: 21 cenas y 7 almuerzos (sobró 1 ración)
- Duct tape (30 metros)
- Equipo de cocina: marmita de aluminio de 2 litros
- 30 bolsas desechables de supermercado (todas empleadas)
- 10 bolsas de basura
- Cámaras Nikon D300 + MB-D10 (1 cada uno)
- 10 baterías EN-EL3e
- 2 portapilas para 8 pilas AA para el MB-D10 (16 pilas AA en total)
- 1 Tamron 10-24 f.3,5
- 1 Sigma 10-20 f.4
- 1 Nikkor 80-200 f.2,8 ED
- 1 Nikkor 300 f.4
- 1 Sigma 600 mm. f.8
- 2 Nikkor 24-120 f.3,5
- Filtros polarizadores para todos los lentes (excepto 600)
- Disparadores de cable electrónicos (2)
- Tarjetas CF con capacidad total de 91 GB

COORDENADAS
(Grados minutos segundos – altitud en metros)

Tramo PEHOÉ-GREY-CAMINO CAMPAMENTO PASO

PEHOÉ = S 51 04 20,3/W 73 05 41,6 – 46
LAGUNA DE LOS PATOS = S51 03 33,6/W 73 07 07,7 – 257
MIRADOR GREY = S 51 02 23,0/W 73 08 49,6 – 236
PRIMERA QUEBRADA = S 51 01 42,2/W73 09 07,0 – 129
SEGUNDA QUEBRADA (VIVAC)= S 51 01 24,1/W 73 09 26,4 – 131
PUENTE OLGUÍN = S 51 01 18,2/W 73 09 42,9 – 46
REFUGIO GREY (NUEVO) = S 51 00 25,5/W 73 10 36,8 – 309
CP. GUARDAS = S 50 59 08,6/W 73 10 58,3 – 282
ESCALA METALICA 1 = S 50 58 50,0/W 73 11 13,8 – 345
ESCALINATA (GRADAS) LATERAL GLACIAR = S 50 58 19,0/W 73 11 31,6 – 467
ESCALA METALICA 2 = S 50 58 09,4/W 73 11 33,9 – 442
BOSQUECILLO = S 50 58 06,3/W 73 11 44,1 – 401

Tramo PEHOÉ-CP.ITALIANO-MIRADOR BRITÁNICO

PEHOÉ = S 51 04 20,3/W 73 05 41,6 – 46
CAMPAMENTO ITALIANO = S 51 01 19,8/W 73 02 33,8 – 165
CAMPAMENTO BRITÁNICO = S 50 59 10,9/W 73 03 17,9 – 647
MIRADOR BRITÁNICO = S 50 58 58,0/W 73 03 13,0 – 778

Tramo CAMPAMENTO ITALIANO-LAGUNA AMARGA (directo)

CAMPAMENTO ITALIANO = S 51 01 19,8/W 73 02 33,8 – 165
REFUGIO CUERNOS = S 51 01 26,4/W 72 59 09,9 – 41
PUNTO MÁS ALTO DE ESTE TRAMO = S 51 01 20,1/W 72 57 33,9 – 250
CAMPAMENTO DE EMERGENCIA 2011 = S 51 00 40,9/W 72 56 15,6 – 202
CASCADA = S 51 00 32,7/W 72 55 56,7 – 131
ATAJO A CP. CHILENO = S 50 59 43,6/W 72 54 39,0 – 201
PUENTE TORRES = S 50 58 36,8/W 72 53 06,6 – 151
HOTEL TORRES = S 50 57 58,7/W 72 52 13,2 – 144
ENTRADA CAMPING TORRES = S 50 58 08,6/W72 52 10,0 – 138
CAMPING TORRES = S 50 58 00,1/W 72 52 12,8 – 142
CONAF LAGUNA AMARGA = S 50 58 44,9/W 72 48 01,1
...Hoy la televisión ha dicho que el nuevo año
traerá esa transformación que tanto estamos esperando,
habrá tres navidades, la fiesta será diaria,
cada Cristo bajará de su cruz, aunque hay alondras que están en Babia...


Imagen
Avatar de Usuario
Pajarito
Administrator
 
Mensajes: 9898
Registrado: 15 Ago 2002, 23:25
Ubicación: Santiago

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor hector_2 el 15 Jun 2012, 11:08

Buen relato esta bueno quede con gusto a poco con las fotos :mrgreen: , mi intencion es hacerlo invernal por lo cual sacare algunas ideas

saludos
Avatar de Usuario
hector_2
Ochomilero
 
Mensajes: 772
Registrado: 05 Abr 2002, 10:35

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor NachoB el 15 Jun 2012, 12:52

Estaba esperando este relato, da pena ver las fotos del campamento Pehoé y el camino al Grey, es imposible no acordarse de como se veía antes y hacer mentalmente la misma comparación que ustedes bien hicieron con fotos.

A fines de 2010 hice la W corriendo con mi papá y hermano donde nos saltamos hitos importantes como el mirador británico por lo mismo que señalas de los tiempos. Nosotros calculamos 4.5 días y la sufrimos toda. Algo que me da lata y de lo que me quiero tomar revancha es que en Grey por ejemplo no disfruté nada, llegamos muertos después de más de 6 horas de caminata desde Pehoé (la guía decía 3.5!!), armamos carpa y yo me dormí de inmediato, para levantarnos temprano al otro día y desarmar todo rápido para tomar el Grey II (que nos salió bastante caro porque eramos 3) viendo que no alcanzaríamos a retornar a las 12:00 para tomar el catamarán de vuelta desde Pehoé. A partir del 1 de Noviembre supuestamente el catamarán Pudeto-Pehoé comenzaba a salir 3 veces al día, pero para nuestra sorpresa solo tenía una porque seguían operando como temporada baja, esto a mi me molestó mucho porque precisamente planeamos el itinerario para tener un tiempo holgado para volver de Grey a Pehoé con peso, la idea era tomarnos la vuelta con calma y abordar el que supuestamente salía a las 18:00.

Este año quiero volver, pero estoy calculando 2 o 3 días de sobra para tomármelo con calma y si me gusta un campamento la idea es quedarme un día completo para descansar y disfrutar, espero poder realizar el circuito grande en Noviembre de este año, para evitar las masas de Ene-Feb. Se agradece el reporte Pajarito.

Saludos
www.flickr.com/photos/sephimon
Avatar de Usuario
NachoB
Tupungatero
 
Mensajes: 460
Registrado: 25 Mar 2012, 18:37
Ubicación: Viña del Mar

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor carlos45cfed el 15 Jun 2012, 14:42

Impresionante. Gracias por tu relato, Pajarito.
carlos45cfed
Pochoquero
 
Mensajes: 46
Registrado: 03 Mar 2009, 15:03

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor pablorca el 15 Jun 2012, 15:53

Pajarito como siempre impecable en sus relatos. Felicitaciones.

El viaje: increible, me da una tristeza enorme ver como está, lugares que recorrí en diciembre pasado con mi hno chico y que estan hechos cenizas literalmente. Como siempre Pajarito dando datos exactos a mango y todo ultra documentado, asi que quienes planeen quizas hacer un viaje en invierno seria bueno que lo leyeran completo. Ojala pueda volver en un tiempo a torres, quizas para la temporada del 2014 si todo sale bien.

Felicitaciones nuevamente y muy agradable el relato y las fotos... lo desagradable es ver como quedo.

Saludos!
Imagenhttp://www.flickr.com/photos/pabloordenesca/
pablorca
Plomero
 
Mensajes: 210
Registrado: 20 Jun 2011, 04:41

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Willy15 el 16 Jun 2012, 18:50

Maravilloso!, al igual que todos estaba esperando este relato hace días. :mrgreen:

Que suerte tuvieron en la laguna de los patos para sacar esas mansas fotos, es lejos uno de los sectores más hermosos de la W, y más ahora que representa el primer sector verde después de pehoe. Cuando pajarraco dice que parece una zona post explosión nuclear, no está exagerando.

Imagen


El detallito de las varillas... menos mal se las arreglaron y no lo pasarón mal por eso, y pobre tailandesa!! me hace recordar un cabro que llevaba sus zapatillas deportivas tapadas con duct tape para impermeabilizarlas.

Yo me acuerdo que en punta arenas le langüetie entera la pata al indio de la plaza, todo con la intención de volver al parque en un futuro cercano jajaj...

Nuevamente gracias por esta nueva publicación, lo más valioso es cómo logras transportarnos mentalmente de vuelta dentro del parque con sólo leer tu relato.


Saludos!
Avatar de Usuario
Willy15
Ochomilero
 
Mensajes: 929
Registrado: 19 Jul 2011, 17:32
Ubicación: FF46RO

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Pajarito el 17 Jun 2012, 04:22

carlos45cfed escribió:Impresionante. Gracias por tu relato, Pajarito.


¡De nada Carlos! Aquí estaremos para lo que necesites.
Y... ¿te animas a hacer el recorrido ahora, en la temporada que viene?

NachoB escribió:Este año quiero volver, pero estoy calculando 2 o 3 días de sobra para tomármelo con calma y si me gusta un campamento la idea es quedarme un día completo para descansar y disfrutar, espero poder realizar el circuito grande en Noviembre de este año, para evitar las masas de Ene-Feb. Se agradece el reporte Pajarito.


Si vas a hacer el circuito largo, sobre todo en Noviembre, yo te recomendaría que contaras no con 3 sino que con 7 días extra, ya que el tiempo aun es inestable en esa época, por una parte, y por otra, porque es muy probable que te quede gustando más de algún lugar y quieras extender la estadía.
Para facilitar eso, si no llevas teléfono satelital, consíguete una radio VHF y a través de ella puedes pedir a las bases de los refugios que te pasen mensajes a las empresas de buses para que cambien tu día de recogida (en noviembre aun no parten con las frecuencias de temporada alta)

pablorca escribió:El viaje: increible, me da una tristeza enorme ver como está, lugares que recorrí en diciembre pasado con mi hno chico y que estan hechos cenizas literalmente.


Es indescriptiblemente entristecedor y opresivo, aparte de que, estando en el lugar, viendo cómo quedó todo, y aun teniendo la mejor de las buenas intenciones del mundo en el sentido de querer creer que realmente fue un incendio accidental, uno no puede evitar pensar otra cosa... :-X

Willy15 escribió:El detallito de las varillas... menos mal se las arreglaron y no lo pasarón mal por eso, y pobre tailandesa!! me hace recordar un cabro que llevaba sus zapatillas deportivas tapadas con duct tape para impermeabilizarlas.


Nunca nos había pasado algo así, pero teniendo dos carpas con fundas de varillas idénticas, era fácil confundirse; en todo caso, dejé eso registrado en el relato para que si alguien tiene la duda de si es posible armar la VE-25 con las varillas de la M-25, sepa que se puede.

Sobre la tailandesa, no especifiqué que su mochila era de Hello Kitty, simplemente porque iba a parecer que era una concesión al realismo mágico, en vez de la realidad pura y dura que efectivamente era.

hector_2 escribió:Buen relato esta bueno quede con gusto a poco con las fotos :mrgreen: , mi intencion es hacerlo invernal por lo cual sacare algunas ideas


Se agradece!

Si necesitas datos extra que no estén consignados acá, me preguntas no más.

Y a propósito de pocas fotos, aquí hay una que se me olvidó poner en el relato (aunque ahora la incoporé): la Luna saliendo sobre el glaciar Grey:

Imagen

Pajarito
...Hoy la televisión ha dicho que el nuevo año
traerá esa transformación que tanto estamos esperando,
habrá tres navidades, la fiesta será diaria,
cada Cristo bajará de su cruz, aunque hay alondras que están en Babia...


Imagen
Avatar de Usuario
Pajarito
Administrator
 
Mensajes: 9898
Registrado: 15 Ago 2002, 23:25
Ubicación: Santiago

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor EXORCISTA el 17 Jun 2012, 16:06

Gracias Pajarito por compartir,realmente lindas tus fotos al estilo de National Geographic.-
Me tome la libertad de compartir este link con algunos amigos y compañeros de trabajo

Por que no juntar todo el material existente de las torres en foro y crear un tema unico "TORRES DEL PAINE" y asi se puede facilitar la busqueda de los que requieren de informacion... Ohh es muy tonto lo que estoy diciendo?????

Hace tiempo busco un reporte de tu autoria adonde comparas la doite himalaya y la atlas (parece) pero no puedo dar con ella en una de esas si puedes darme el link se lo agradeceria mucho.-

Mil gracias
Última edición por EXORCISTA el 17 Jun 2012, 23:18, editado 1 vez en total
...ALGUNAS GOTAS DE MAR A LOS PERUANOS PERO NINGUNA A LOS BOLIVIANOS...NUESTRO MAR NO SE TOCA..
Imagen
Avatar de Usuario
EXORCISTA
Ochomilero
 
Mensajes: 889
Registrado: 21 Feb 2007, 19:13
Ubicación: Talcahuano.CHILE

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor carlos45cfed el 17 Jun 2012, 19:36

Pajarito escribió:
carlos45cfed escribió:Impresionante. Gracias por tu relato, Pajarito.


¡De nada Carlos! Aquí estaremos para lo que necesites.
Y... ¿te animas a hacer el recorrido ahora, en la temporada que viene?

Pajarito


Pajarito: a fines de diciembre pasado hicimos el viaje desde Buenos Aires hasta Rio Gallegos, cruzamos a Pta Arenas a comprar algunas cosas y cuando estábamos por ir a las Torres nos enteramos del desastre!!!. Así que tuvimos que cambiar los planes y rumbear hacia El Chalten, donde conocimos gente que había sido evacuada de las Torres.
Veremos que nos depara el próximo verano en cuanto a economía y tiempos (las distancias desde Buenos Aires son enormes!!!) y nos gustaría cuando podamos ir tomarnos unos cuantos días y hacer las cosas con tranquilidad . Mientras tanto las Torres seguirán en la mochila de Pendientes.
Nuevamente gracias por tus relatos y fotos. Y también por tu amabilidad.
Saludos
Carlos
carlos45cfed
Pochoquero
 
Mensajes: 46
Registrado: 03 Mar 2009, 15:03

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Greel el 17 Jun 2012, 20:48

Maravilloso relato Pajarito, fue un gusto leerlo y disfrutar de las fotos.

Ademas, sin duda servirá para la planificación de mi viaje a tdp en septiembre.

Saludos,

Andrés
Greel
Sangabrielero
 
Mensajes: 75
Registrado: 11 May 2007, 18:37

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Man in the Hills el 17 Jun 2012, 22:12

Excelente relato y maravillosas fotos. Es lamentable observar un lugar que uno conoció en su esplendor con ese daño.
Si no te molesta tomaré algunas de tus fotos para mostrarle a unos alumnos que llevamos el 2011 el terrible daño sufrido por el parque.

Saludos cordiales.
"Hay caminos que son únicos en la vida,
caminos que pocos tiene la fuerza y capacidad de seguir"
Avatar de Usuario
Man in the Hills
Pochoquero
 
Mensajes: 48
Registrado: 16 Nov 2010, 22:50

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Pajarito el 18 Jun 2012, 00:10

EXORCISTA escribió:Por que no juntar todo el material existente de las torres en foro y crear un tema unico "TORRES DEL PAINE" y asi se puede facilitar la busqueda de los que requieren de informacion... Ohh es muy tonto lo que estoy diciendo?????

Hace tiempo busco un reporte de tu autoria adonde comparas la doite himalaya y la atlas (parece) pero no puedo dar con ella en una de esas si puedes darme el link se lo agradeceria mucho.-


Gracias por la apreciación de tema, Exorcista!

De hecho, reunir todos los temas con información sobre Torres del Paine es algo que tenía en mente desde comienzos de año, en que hubo una "explosión cámbrica" de temas de muy buena calidad y tremendamente detallados sobre el lugar.
Pensando en eso, preparé un apartado especial para ponerlos ahí sin afectar su accesibilidad desde el área original en que fueron publicados, el que será visible una vez que termine de chequear que funciona bien, y cuando esté lista otra información que falta y que todavía no se publica :wink:

El tema de la comparación de las carpas está acá: Comparación Doite Atlas-Himalaya.
Las fotos no se ven porque estaban alojadas en un sitio que desapareció, pero las voy a buscar y a subir de nuevo para que se puedan ver las comparaciones y los gráficos de planta de cada una.

carlos45cfed escribió: Veremos que nos depara el próximo verano en cuanto a economía y tiempos (las distancias desde Buenos Aires son enormes!!!) y nos gustaría cuando podamos ir tomarnos unos cuantos días y hacer las cosas con tranquilidad


Como sugerencia, podrían quizá -si no van en auto- hacer lo mismo que los muchachos argentinos que encontramos en el Campamento Italiano: volar barato desde Buenos Aires a Santiago, y desde este último lugar, aprovechar las ofertas de LAN hacia Punta Arenas y también tomar un vuelo ida y vuelta desde acá, que resulta MUCHO más barato que hacerlo dentro de Argentina, o incluso desde EZE a SCL (ese vuelo EZE-SCL cuesta unos unos US$ 250 en AR, y son 1500 kms., en tanto que el vuelo SCL-PUQ, de 3300 kms., vale sólo US$ 135 en LA).
Cuenta con todo el apoyo que necesites para eso.
Greel escribió:Maravilloso relato Pajarito, fue un gusto leerlo y disfrutar de las fotos.

Ademas, sin duda servirá para la planificación de mi viaje a tdp en septiembre.


¡De nada Greel!

Septiembre todavía es considerado "temporada invernal", así que mucho de lo que se dice en este tema te va a servir; como regla general, hay que asegurarse de todo 2 veces, y tratar de mantener comunicación -ya sea por radio o teléfono- con los que te van a sacar del Parque y con CONAF, sobre todo si tu planificación es ajustada en términos de tiempo.
Los datos que te falten en ese sentido (frecuencias de radio, etc., que no publiqué ahora para que no sean difundidos indiscriminadamente, cosa que ya ha pasado con otras listas de frecuencias que he subido acá antes) me los puedes pedir internamente.

Man in the Hills escribió:Si no te molesta tomaré algunas de tus fotos para mostrarle a unos alumnos que llevamos el 2011 el terrible daño sufrido por el parque.


Usa lo que necesites con confianza: de hecho, voy a republicar en este tema algunas de las fotos del año pasado junto a las que tomé este, para la comparación (esas son las fotos en papel que aparecen en la mano)

Pajarito
...Hoy la televisión ha dicho que el nuevo año
traerá esa transformación que tanto estamos esperando,
habrá tres navidades, la fiesta será diaria,
cada Cristo bajará de su cruz, aunque hay alondras que están en Babia...


Imagen
Avatar de Usuario
Pajarito
Administrator
 
Mensajes: 9898
Registrado: 15 Ago 2002, 23:25
Ubicación: Santiago

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Lushop el 18 Jun 2012, 12:55

:shock: Gracias por compartir las fotos
hector_2 escribió:...mi intencion es hacerlo invernal por lo cual sacare algunas ideas...


Patagonia invernal es notable, MUY recomendado y hay que puro ir!!! ;D , pero unos datos a tomar en cuenta con el permiso de Pajarito;

las increíbles imágenes de Pajaritos corresponden a una temporada intermedia (en un año normal) donde el invierno recién se manifiesta con temperaturas frías, hielo en el trayecto y alguna nevada nocturna en los sectores más altos de la W (muy recomendado ir);

mediados de junio - julio es la temporada de las nevadas y el parque se torna blanco el espectáculo puede ser lindo pero hay pocas posibilidades de ver las Torres por lo cubierto de los día, hay inviernos con 40 cm o más de nieve acumulada en sectores como Pehoe (año normal);

mediados de julio - agosto es la temporada de la retirada de la nieve, el viento da tregua y en general el tiempo es muy estable a tal punto que CONAF describe 4 ó 5 días buenos y 2 ó 3 malos (lluvia y viento, nieve en los sectores altos de la W), los lagos están tan quietos que parecen espejos, hay hielo y escarcha en el camino (nada del otro mundo) y hay que tener un poco de cuidado y la cámara fotográfica lista en el trayecto Italiano - Británico por que el Paine Grande tiende a tirar alguna avalanchas más grande comparándolas con las de otra temporada (el sendero va por un sector bien protegido).

Pongo énfasis en "año normal" por que hay temporadas que a caído más de un metro de nieve a fines de julio como el año pasado por ejemplo, que fue un año inusual en cuanto condiciones climáticas.

Para completar el circuito V por W, un par de datos: La hostería Las Torres funciona todo el año, el refugio Chileno se cierra y la caseta de la CONAF del campamento Las Torres también esta cerrada, las temperaturas en el sector durante el día son agradables y en la noche se puede llegar a los -8 aprox.
Refugio Cuernos esta cerrado y es el sector más frió de toda la W invernal por que en invierno nunca le llega el sol (Los Cuernos del Paine lo tapan), cuidado en los puentes por que se forma escarcha resbalosa... el resto es exactamente como lo describe Pajarito.

Imagen
Avalancha Paine Grande (julio-agosto)

Imagen
Torres del Paine con su lago congelado (julio-agosto)
Avatar de Usuario
Lushop
Plomero
 
Mensajes: 194
Registrado: 29 Ago 2008, 15:25
Ubicación: Maipú

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor NiTRoX el 20 Jun 2012, 15:03

Pajarito eres un mosssstro

Gracias por el detalle de tu articulo, esta marcado en mis favoritos para leerlo en mi casa despues con calma.

Tengo que preguntarte por esto

- Provisiones para 22 días: 21 cenas y 7 almuerzos (sobró 1 ración)

Podrías desglosarlo más?
Por aca estamos tratando de mejorar nuestra tecnica alimentaria para poder salir esa catidad de dias... sin llevar un refrigerador a cuestas. Por lo que tu exp. para mi es super valida, en la confeccion del menu.

Por ejemplo nosotros usamos: desayuno y cena solamente (con comida comida, ravioles y esas cosas para el desayuno) y el resto del dia ración de marcha.
Con este sistema, programar una salida de mas de 15 dias con la mochila al hombro.. pues no nos da la espalda... ahi la razon que nos ilumines.



Como en la ingenieria, en la naturaleza ...todo es una tema.

saludos coordiales.
Avatar de Usuario
NiTRoX
Pochoquero
 
Mensajes: 28
Registrado: 12 Abr 2011, 11:12

Re: TORRES DEL PAINE EN INVIERNO 2012- CIRCUITO V

Notapor Pajarito el 20 Jun 2012, 22:57

NiTRoX escribió:Tengo que preguntarte por esto

- Provisiones para 22 días: 21 cenas y 7 almuerzos (sobró 1 ración)

Podrías desglosarlo más?.


Te explico: nosotros también usamos el sistema de sólo tomar un desayuno y una cena, y pasar el día con raciones de marcha, pero en condiciones de frío, y/o cuando vamos a pasar algunos días estacionados en un lugar fijo (cosa que hacemos para esperar las luces o condiciones para fotografiar, o simplemente porque el lugar nos gusta), llevamos algunos almuerzos; como no es posible saber con precisión cuántos se necesitarán, determiné que la media de almuerzos que tomamos en esos casos es del 30% de la comida total.
Por lo tanto, esta vez llevamos esa cantidad (6 almuerzos) + 1 de emergencia standard, que corresponden a la tercera parte de las cenas totales.

En la práctica, sobró una porque, si bien usamos la ración de emergencia (extra) para alimentar a unos muchachos que estaban sin cocinilla ni provisiones, uno de los almuerzos no se comió porque lo cambiamos por duraznos con crema que compramos en el parque.

Ahora, las cantidades por día, para 2 personas:

- Fideos: 300 gramos por comida
- Arroz: 3,5 comidas por bolsa de 1 kilo
- Salsa 200 grs.: 1 por comida
- Queso rallado 40 grs.: 1 por comida
- Mayonesa: 60 gramos por comida
- Azúcar: 1 kilo cada 7 días
- Pescado/Atún: 1 tarro por comida

Con esto, armas módulos de alimentación y calculas el peso y cantidad total que necesitarás.
De esta manera evitas llevar peso innecesario, pero te aseguras de que no te va a faltar comida.

Pajarito
...Hoy la televisión ha dicho que el nuevo año
traerá esa transformación que tanto estamos esperando,
habrá tres navidades, la fiesta será diaria,
cada Cristo bajará de su cruz, aunque hay alondras que están en Babia...


Imagen
Avatar de Usuario
Pajarito
Administrator
 
Mensajes: 9898
Registrado: 15 Ago 2002, 23:25
Ubicación: Santiago

Siguiente

Volver a TORRES DEL PAINE

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado