Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri ?

Inspiración, chacreo e incoherencias todos juntos aqui!

Moderadores: Maya, mono, Moderator

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 13:18

A las 3,30 de la mañana los dos empiezan a trepar simultáneamente a lo largo del trecho de hielo que precede a la verdadera pared. Bridwell ha basado todo en la ligereza y velocidad, pero se apoya también en su gran determinación, en los tres años pasados pensando en el día en que estaría sobre el Torre. A las 5,30 están sobre roca. La carrera prosigue sobre el nuevo terreno, y por la tarde los dos se hallan ya muy alto: "Me doy cuenta de que, en menos de una jornada, hemos llegado más alto de lo que cualquier otro haya logrado en el mismo tiempo".
La noche sorprende a la cordada bajo la cima y los obliga a hacer un vivac. Giuliano Giongo, miembro de la expedición italiana a la Torre Egger, miró incrédulo las luces de las lámparas frontales de Bridwell y Brewer, a las que primeramente había tomado por estrellas de tan alto que estaban. El día se muestra precursor de mal tiempo, y se inicia la carrera entre los dos norteamericanos y la perturbación incipiente. Bridwell está decidido a no aflojar. Falta poco trecho hasta la cima. Pasan al lado del compresor de Maestri: "Mucho me maravilló ver una maquinaria tan cerca de la cima, de esta magnífica cima, y me vi impulsado a comparar los esfuerzos para elevarla hasta allí arriba con la travesía de los Alpes por Aníbal".


Los últimos clavos habían sido rotos por Maestri, y Jim está obligado a perder mucho tiempo para superar los últimos metros de roca. Para hacerlo, se vale de toda la experiencia acumulada sobre las paredes del Capitán: usa "copper- heads", pequeños cables con un tarugo de cobre que se implantan precariamente en las fisuras superficiales; usa clavos a presión mucho más cortos que los normales, pero más veloces de colocar. Después de esta obra maestra, no quedan más que los pocos metros de hielo del hongo de la cima. Pocos minutos en la cumbre, y luego el rapidísimo retorno realizado con muchas cuerdas dobles, hasta que los dos pueden regresar al puesto del vivac de la noche anterior. Durante la noche el tiempo empeora, y a la mañana siguiente los descensos se realizan entre tormentas. Es entonces cuando, por una banal distracción, Bridwell se asegura con una cuerda rota, que cede bajo su peso. Todo ocurre en un segundo, mientras los sentidos y las reacciones del trepador se agudizan hasta lo inverosímil:


"¿Lograré ver a mi hijito aún no nacido? ¿Dónde concluye la cuerda? ¿Caeré hasta la base? Pienso en gritar. Cállate, me digo. Gritar no mejora la situación".
Afortunadamente, el fin de la cuerda estaba cerca, y Bridwell se halla suspendido después de un vuelo de metros. Todo puede recomenzar como antes y los dos logran alcanzar el glaciar en la base de la pared. Así concluye la primera repetición del ascenso al Cerro Torre por la cresta sudeste, y una de las más rápidas escaladas a la cima, en sentido absoluto. Hubo un instante de pánico, es verdad, pero, como dice Jim: "Me agrada pensar que si no tienes miedo no te diviertes, y si esto es verdad, el Cerro Torre vale por dos años pasados en Disneylandia".
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor cromagnon el 09 Oct 2003, 13:30

En primer lugar te felicito por el tema propuesto, sutilmente encierra temas apasionantes para todos los que nos adentramos en estos mundos de montañas y que constantemente nos son recurrentes en nuestra vida, en nuestras ascensiones, incluso a veces hasta en nuestros sueños. Para mi, la forma en que hacemos montaña, la forma como nos relacionamos con ella, como la vemos, como la comprendemos, tiene que ver directamente con al forma en que vemos el mundo, tiene que ver como somos como personas, las expectativas que tenemos, en definitiva, si somos arrogantes, tímidos, apasionados, profundos, místicos, agresivos, metódicos, etc. Por lo mismo, la montaña es independiente del hombre, es el hombre el que va y se estrella con ella una y otra vez, el que no duerme, el que no descansa hasta ver cumplidos sus sueños y sus pesadillas de cumbres dejan de atormentarlo. El tema se desvirtúa cuando empezamos a hacer las cosas para otros, cuando caemos en el juego del show y dejamos de seguir nuestros impulsos mas íntimos para representar una comedia de ego para los demás. Cuando uno publica algo tiene que saber la responsabilidad tremenda que eso conlleva y no sólo dejarse llevar por el “YO fui el primero”, una primera ascensión sirve de referencia, de guía, experiencia, para seguir buscando nuestros límites, para saber lo que tenemos o lo que no tenemos que hacer, para saber si el límite del hombre estaba ahí o aun se puede seguir más allá. Maestri sabrá si llego o no, cada hombre debe enfrentarse a si mismo y a sus fracasos, la información que el proporciono es valiosa en muchos aspectos, considerarla falsa o no, es una decisión de juicio más, como tantas que debemos tomar en la montaña. En lo que estoy en completo desacuerdo es en el tema del compresor, eso lo considero un acto de agresión para todos los que queremos seguir buscando nuestros límites, para los que queremos exigirnos, para los que queremos imaginar, inventar, buscar soluciones que nos lleven a realizarnos como seres humanos, cuando encuentras una botella, un papel, buriles, rompes la posibilidad de experimentar lo que experimento el primero que estuvo ahí, arbitrariamente el que tiro o dejo algo, le quita algo al que viene atrás, la posibilidad de encontrar, descubrir, disfrutar todo lo que nuestra actividad nos puede dar, tal y como la primera persona que estuvo ahí tubo la posibilidad de hacer. Debo conceder un apartado especial a aquellos testimonios que han quedado en los cerros productos de la lucha valiente del hombre en el cerro, un clavo por allá, una estaca por acá, un pedazo de cuerda, cerros que cual ballena blanca lleva la marcas en su lomo, rastros del deseo intransable del hombre por conquistarla. A Maestri lo traicionó su ego, por eso llevo el compresor, la segunda vez subió para otros, no para el, y los que siguen subiendo tiene que toparse con un cerro taladrado, violentado, solo por satisfacer sus arbitrarios y egoístas deseos, traicionando su admirable e impecable lucha de la primera vez que lo intentó.
cromagnon
 

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor OR el 09 Oct 2003, 14:17

te felicito loly por el excelente relato que entregaste, en verdad pude palpar la impotencia sentida por maestri en sus constantes ataques al cerro torre, la derrota una vez más otorgada por la montaña y su vuelta a intentar de nuevo, con éxito ?? quien lo sabe, como dice cromagnon, solo en la mente de el se encuentra la respuesta, la traicion de su ego lo llevó a superar barreras éticas solo con el fin de demostrarles a los demás más que a si mismo que efectivamente se podía, que la montaña no era invencible, y a pesar de muchos detractores , el fué el primero, obsesionado con esa cumbre , les mostró el camino a los que vinieron despues tras sus huellas, así como hillary llegó a la cima del everest y nunca se sabrá si mallory fue el primero, asi nunca se sabrá si la primera trágica ascención que relata fue en verdad coronada por el éxito, o no , pero algo le debemos a este hombre, la tozudez del hombre frente a los desafíos, la valentía de enfrentar a los elementos y tambien la forma de enfrentar la adversidad , fué un camino para muchos. yo en verdad no práctico escalada, pero me sobrecoge sobremanera la capacidad que puede desarrollar el ser humano ante situaciones tan extremas y que sus propios desafíos intimos lo llevan a enfrentarse a la montaña y a si mismos , para probar o probarse , no lo se , solo ellos saben.
les saludo y una abrazo para todos
osito rompecumbrero ;D ;D
Última edición por OR el 09 Oct 2003, 14:18, editado 1 vez en total
"""Eres libre , hasta que tus Actos te limiten"""
Avatar de Usuario
OR
Ochomilero Milmilero
 
Mensajes: 3247
Registrado: 08 Ago 2003, 18:33
Ubicación: Santiago de Chile

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:15

LA HISTORIA CONTINUA.LA PARED ORIENTAL
Superadas las paredes norte y oeste y la cresta sudeste, no quedaba más que intentar la que sin duda es la más bella pared del Cerro Torre, es decir la pared este. Con un vuelo de 1.000 metros se eleva del glaciar, compacta y rocosa, si se excluye un pequeño ventisquero que se halla un poco sobre la base y, naturalmente, los hielos que bajan del hongo de la cima.


Los primeros intentos sobre la pared son de 1978, cuando los ingleses Campbell y Wymill decidieron atacarla y no descender hasta alcanzar la cumbre. Gracias a una pequeña carpa dejada en el reducido ventisquero de la pared, los dos podrán resistir sobre la montaña durante un mes entero, dando pruebas de una tenacidad sin limite. Llegaron a 350 metros de la cima, pero la falta de víveres los obligó inmerecidamente a rendirse.
La ruta de Campbell y Wymill fue retomada en enero de 1981 por sus connacionales Phil Burke y Tom Proctor y llevada a término en estilo semialpino pero sin alcanzar verdaderamente la cima. Es interesante señalar que Tom Proctor realizaba su primera experiencia en una gran montaña, dado que hasta entonces había limitado sus intereses a los bajos acantilados de Inglaterra, donde había abierto diversas rutas difíciles. Una vez más he aquí la demostración de que, por sobre cualquier otra cosa, para conquistar una cima difícil es necesaria la cabeza y la determinación, más que una larga experiencia de alturas.


La subida de los dos ingleses estuvo bastante expuesta a la caída de bloques de hielo. Del ventisquero siguieron una línea de fisuras paralela a la gran canaleta que conduce al Cerro de la Conquista y llegaron al pie del enorme diedro, camino que caracteriza el borde derecho de la pared este. Después de haber equipado paso a paso los tramos escalados, Proctor y Burke llegaron finalmente casi a la cumbre del gran diedro. Dejadas las cuerdas fijas, descendieron a la pequeña carpa, donde pasaron una noche sin dormir, conscientes de que el día siguiente seria el decisivo. "Habíamos dispuesto partir a las 4 de la mañana y, por consiguiente, pasamos la noche insomnes, en un estado de nerviosa introversión. Ninguno de los dos hablaba, pero había tanta adrenalina en nuestros cuerpos que habríamos podido hacer saltos de 15 metros o sentir caer a tierra un clavo en el campamento base. Cuando llegó el alba me sentí excitado como un chiquillo la noche de Navidad. Hoy habríamos debido marchar veloces y ligeros, abandonando las cuerdas fijas, trepando y viviendo sobre nuestros nervios, sobre nuestro coraje y sobre nuestra fortuna. Piénsalo, escalaré el Cerro Torre después de comer, le dije riendo a Tom".


Al término de las cuerdas fijas, una larga travesía lleva a los dos a plena parte norte, donde, como buenos ingleses, no obstante su propósito, no dejan de buscar pruebas de la ascensión de Maestri y Egger. Afortunadamente el tiempo... empeora, el sol se oculta y la temperatura desciende, protegiendo a los escaladores de posibles caídas de hielo. Con siete tramos de cuerda, entre dificultades extremas en roca y hielo, luego de doce horas de lucha y riesgo, Proctor y Burke alcanzan el borde inferior del hongo cimero, que presenta su última defensa, una saliente de hielo esponjoso absolutamente inescalable. Avanzar es imposible. "Me estoy desollando con los equipos inutilizables sobre este hielo, hundo los brazos procurando hacer tracción de algún modo, pero no hay posibilidad ninguna. Lloro de desaliento y frustración. Con seguridad hemos hecho lo posible, hemos trepado bien, al punto de alcanzar casi la cima, tan próxima, aquí encima. Todo lo que queda es el descenso en un estado de total agotamiento psicofísico".
La cima no es alcanzada, pero la pared oriental está vencida, y los dos pueden considerarse satisfechos.
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:17

SOLOS Y EN INVIERNO
Después de la escalada de la pared este, a partir de 1983 se observa un número cada vez mayor de ascensiones por la cresta sudeste, comenzando por la de los italianos Ermanno Salvaterra y Maurizio Giarolli. El Cerro Torre comienza a estar de moda, como, por lo demás, toda esa parte de la cordillera patagónica.
El año 1985 será histórico en razón de una serie de logros espléndidos en el Torre, que culminan en la primera ascensión invernal por la ruta Maestri en la cresta sudeste y con la primera ascensión solitaria por la misma ruta.
La estación invernal era, sin duda, un hueso duro de roer. Bastaba releer las páginas de la tentativa de Maestri para comprender qué condiciones infernales podían hallarse sobre las paredes del Torre en esa época.


Pero en el '70 Maestri había debido también abrirse camino a través de la cresta, transportar el pesado compresor y valerse de técnicas que a diez años de distancia, resultaban superadas. La idea de intentar la escalada había surgido en 1983, justamente en la Patagonia, entre cuatro de los mejores alpinistas italianos.
Ermanno Salvaterra y Maurizio Giarolli conocían bien la cresta por haber llevado a cabo la segunda reiteración, en tanto que Andrea Sarchi y el romano Paolo Caruso tenían sobrada experiencia y personalidad.


En junio de 1985 los cuatro parten de Italia para intentar la gran aventura. El día 21, comienzo del invierno austral, los ve ya empeñados en el trecho de base de la montaña. Por dos veces las imprevistas y célebres tempestades del Torre obligan a los montañistas a descender de las paredes cubiertas de hielo del Cerro. Durante una primera tentativa, permanecen en la pequeña carpa del vivac por unas 40 horas, en espera de un mejoramiento que no se producirá. Finalmente, el 4 de julio vuelven a partir para el intento decisivo, pero el mal tiempo los bloquea por dos días en la carpa a unos 300 metros de la cima. Solamente después del mediodía del 6 se reinicia la escalada, que llevará al grupo al pie de la pared terminal, donde se establece el penúltimo vivac. "Nos hemos metido en la pequeña carpa y hemos dejado que el tiempo se deslizara llevándose consigo esa última noche. La bolsa de dormir era ya un bloque de cemento. Ni siquiera he intentado desprenderla del pequeño saco que la contenía. Me he contentado con mirarla cada tanto, procurando imaginar el calor que me habría regalado si hubiese estado seca y blanda. También los cigarrillos se acababan. Fumábamos uno entre los cuatro".


Los 200 metros de la pared final están cubiertos por un estrato de nieve helada de 20 a 30 centímetros. El avance es lento, por cuanto cada vez es necesario romper la caparazón helada para hallar los clavos a presión de Maestri. La blanca pared aparece así surcada por una sutil franja de roca de un metro de ancho y 200 de largo.
"Todavía un poco más de media hora y estábamos los cuatro en la cumbre. El sol se ponía sobre el Hielo Continental con colores metálicos. Un frío polar descendía lentamente sobre nosotros, haciéndonos muy semejantes a fantoches sin hilos. Nos hemos abrazado. Dábamos vueltas, sin rumbo, en esos pocos metros cuadrados de la cima. Una serie infinita de sensaciones y de emociones me recorrían sin dejar huella. Estaba confuso, aturdido. Mi arnés colgaba a la altura de mis rodillas. Me movía entorpecido, tropezando cada tanto con la cuerda. Las fotos, era necesario sacar las fotos. Era necesario filmar; no había que olvidarse del mundo de allá abajo. Y entretanto el frío intenso endurecía los dedos, descoloría los rostros. Y después estaba el descenso. Había sido sólo un cuarto de hora de pausa, de detención. Había que dejar de lado todo, concentrarse nuevamente. El descenso sería largo y difícil. Y además ya la noche se nos venia encima. El último vivac en la pared se instala en el mismo punto que el del día anterior. El tiempo va empeorando, y, después de otra noche transcurrida en la base de la pared, los cuatro logran regresar al campamento base. Es el 10 de julio: sólo aquí podemos darnos un apretón de manos y decir que hemos ascendido al Torre en invierno".
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:17

Después de la experiencia invernal, faltaba solamente alguno que decidiese intentar la ascensión solitaria. A decir verdad, ya habían existido por lo menos dos tentativas conocidas en ese sentido, pero ambas habían concluido mal. El primer intento corresponde al neocelandés Bilí Denz, quien, después de una temporada de asedio, logró sólo llegar a las proximidades de la pared terminal. En 1983 le toca al francés Pierre Fargos, cuya tentativa concluye trágicamente: su cuerpo será hallado en la base del Torre y ninguno sabrá jamás si logro o no coronar su empresa.
De seguro triunfó el suizo Marco Pedrini en el verano de 1985, el 26 de noviembre. Pedrini era uno de los mejores trepadores de la nueva generación, completo en todos los terrenos y, sobre todo, extremadamente decidido. Había llegado a la Patagonia con la idea de escalar solo el Cerro Torre y, después, hacer una película sobre el tema. Para esto se valió de su amigo el cineoperador y alpinista Fulvio Mariani, experto en filmar escaladas en paredes de montaña.

Después de la ascensión solitaria, Marco repite por dos veces la subida con Mariani para poder efectuar las tomas. Los dos alcanzaron la cima, tanto el 1° como el 11 de diciembre, y el resultado de sus fatigas es inmortalizado por el bello film "Cumbre". Las magnificas tomas de Mariani muestran a Marco Pedrini mientras, en camiseta y zapatillas, sube solo a la terrible montaña y, mientras, con tono provocativo y burlón, monta sobre el compresor de Maestri imaginando que es una moto: todo ello con más de 1.000 metros de vacío bajo sus pies. Pero hay también otras tomas que podrían hacer reflexionar a los más expertos y desprejuiciados, y son aquellas en las cuales Pedrini avanza, suelto, sobre los viejos clavos a presión, sin estribos y, por lo tanto, forzándolos muchísimo.
Parece un verdadero y real desafío a la muerte en directo y a la luz del trágico destino que sorprendió a Pedrini poco tiempo después, durante un descenso solitario en el Dru, un trágico mensaje escrito entre líneas.
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:18

EL VIENTO DEL ESTE Y EL... SEXO "DÉBIL"
Los juegos de Marco Pedrini sobre el Torre contribuyeron ulteriormente a disipar el mito, y la ruta Maestri, si no llego a ser clásica, se puso bastante de moda.
Quedaban empero por resolver dos enormes problemas esto es, el ascenso directo a la pared este y la ascensión del lado sud. Para problemas de tal magnitud se requería gente excepcional con motivaciones superiores a las del término medio de los alpinistas. Se necesitaba gente dura, decidida, incentivada para hallar en el éxito no sólo fama y gloria sino también otros reconocimientos y ulteriores espacios para una libertad que en sus países estaba casi ausente. Estos hombres, pues, vinieron de la Europa del Este y precisamente, de Yugoslavia. En 1986, una expedición compuesta por Matjaz Fistravee, Silvo Karo, Franc Knez, Pavle Kozjek, Janez Jeglie y Peter Podgornik se lanzó al asalto de la pared este.


La ascensión fue iniciada el 12 de diciembre y terminó el 16 de enero, después de haber sido equipados 31 largos de cuerda. En 35 días de permanencia, solo 14 fueron de buen tiempo. No obstante, a despecho de los grandes riesgos debidos a que la ruta estaba continuamente expuesta a la caída de bloques de hielo, los yugoslavos se impusieron. La ruta directa a la pared este había así llegado a ser la más difícil ascensión de la Patagonia y, por cierto, una de las más difíciles del mundo. Dificultades máximas señaladas: VIIIº y A4. Pero Karo y Knez parecían no estar satisfechos con los riesgos pasados sobre la pared este, y tal vez buscaban alguna cosa aún más dura, aún más salvaje, aún más peligrosa, alguna cosa que (para decirlo con Bridwell) valiese por una vida pasada en Disneylandia. No quedaba, pues, más que la pared sud, ya intentada y tan añorada por medio mundo entre los montañistas: último gran problema entre los grandes problemas de la Patagonia.


Los dos sabían que era imposible usar una técnica de gran expedición sobre una pared tan expuesta a riesgos: no se podía comprometer a otros en aquel sueño enloquecido. Decidieron, pues, intentarlo solos, seguros de su valor y de su experiencia en aquellas montañas que conocían muy bien por haber escalado también el gran diedro de la pared este del Fitz Roy, la pared sudeste de la Torre Egger y la norte del Mocho. La narración del escalamiento es heroica y dice Karo: "Sólo ahora puedo admitir que por lo menos cuatro veces nos hemos hallado en situaciones que se nos presentaron sin esperanza".


La pared sur es un infierno vertical martirizado por las continuas descargas de hielo que se desprenden de la cima y convergen sobre todo en su parte inferior. La roca es a menudo poco sólida, hecha de gruesas láminas inestables, de bloques móviles que están milagrosamente pegados a la pared. Para completar los 45 largos de la ruta, Karo y Knez trabajaron largamente y con paciencia, extendiendo las cuerdas fijas, descendiendo a la base cada vez que el tiempo no permitía avanzar, reponiendo las cuerdas rotas o dañadas, superando trechos muy riesgosos en escalada libre y artificial. Y cada vez que regresaban a la pared se daban cuenta de que aumentaban las posibilidades de ser golpeados o de tropezar con una cuerda fija rota. El 6 de noviembre inician el ascenso, con diversas tentativas en las que arriesgan avanzar un trecho por vez, y lo concluyen el 20 de enero, en medio de una violentísima tormenta de viento que ni siquiera les permite detenerse para ponerse las camperas. Una larga travesía de siete largos sobre el gran ventisquero de la cima los lleva al trecho terminal de la ruta Maestri sobre la cresta sudeste. Y es en este trecho, cuando todo parece ya próximo a concluir felizmente, donde Karo, desplazado por una ráfaga de viento, se precipita: "Instintivamente busqué parar, pero nada me detenía mientras me precipitaba en las profundidades. ¿Me habría retenido Janez? ¿Habrían resistido las cuerdas ya desgastadas por la larga ascensión? Me parece un tiempo larguísimo, y después, un cimbrón me dice que todo había funcionado: yo estaba treinta metros debajo de mi compañero". Con este último momento de suspenso con final feliz, termina la más grande empresa patagónica hasta ahora realizada y está llegando también a término nuestra historia del Cerro Torre.
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:19

Poco antes de que Karo y Knez llegasen al Torre, sobre las paredes de la montaña se había cumplido otra hazaña: la primera ascensión femenina. La cordada, compuesta por los muy avezados Maurizio Giordani y Rosanna Manfrini, había alcanzado la cima, con mal tiempo, por la ruta clásica, el 29 de octubre. Si el tiempo no hubiese sido tan inclemente, aquel día las mujeres en la cima hubiesen sido dos, pero, desafortunadamente, Roberta Vittorangeli, que estaba en cordada con Stefano Righetti, fue obligada a detenerse a pocos metros de la cima. El día 4 de noviembre, con todo, fue ocasión de otra escalada femenina, la realizada por la yugoslava Inés Bozic en cordada con su amigo Janez Skok.
Tal vez son exactas las palabras de Silvia Metzeltin cuando dice que, para mantener vivo su mito de montaña inaccesible, el Torre se ha convertido en el foco de los intereses de muchísimos montañistas y buscadores de aventuras, hasta obtener así un resultado diametralmente opuesto. En confirmación de lo que se acaba de decir, querría recordar que ya en 1984 el piloto argentino Oscar Almirón había logrado posar un patín de su helicóptero sobre el hongo de la cima. El golpe de gracia lo debía dar, poco después, el alemán Matthis Pinn, con dos compañeros y con el primer descenso en parapente (paracaídas orientable, de sección rectangular, usado para descender de paredes abruptas de montaña) de la montaña más difícil del mundo.


La historia de este descenso es casi increíble. Los tres alcanzan la cima del Torre para lanzarse con el parapente, arman un vivac en la cima, pero el tiempo empeora y los fuerza a la retirada. Poco tiempo después, gracias a un helicóptero del ejército argentino, se encuentran nuevamente en la cima. El tiempo es óptimo, pero sólo uno logra partir, gracias a las corrientes favorables. Los otros dos deciden vivaquear otra vez sobre la cima, en espera de condiciones mejores. A la mañana siguiente apenas osan asomarse desde la carpa por temor de hallar mal tiempo: por el contrario, está todo calmo y tranquilo y, con una corriente favorable, también ellos se lanzan al vacío para coronar con éxito su empeño.
Termina aquí, por ahora, la historia del Cerro Torre, la montaña que no conocía la condena que pendía sobre su cabeza por haber vendido a la vanidad su alma de montaña: la de transformarse directamente de mito en "estructura para trepar". Lo realizado por los alemanes, de cualquier modo, va más allá por importancia y valor: en cuatro días ascienden al Fitz Roy y al Torre, descendiendo en parapente también de la primera montaña. Igual suerte correrá poco después el Aconcagua.

amigos, soy un apasionado por la PATAGONIA por esto que publique este reportaje extraido de una pagina Argentina llamado cuadernos de la Patagonia, esta espectacular(No es mio el reportaje), gracias.
Última edición por rodrigo_contreras el 10 Oct 2003, 11:55, editado 1 vez en total
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:21

Imagen
Casimiro Ferrari
Última edición por rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:23, editado 1 vez en total
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:22

Imagen

La mochila de Cesare Maestri; al fondo la montaña conquistada por él.
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor mono el 09 Oct 2003, 15:24

Buena Loly, me puedes hacer un resumen... ;D ???
Imagen
Avatar de Usuario
mono
Global Moderator
 
Mensajes: 5707
Registrado: 09 Mar 2003, 17:44
Ubicación: Concepción, CHILE

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:25

Imagen

Los integrantes de la expedición de 1970 al Cerro Torre, capitaneada por Cesare Maestri (al centro). Maestri fue el primero en conquistar la cima. La narración de su primera ascensión había suscitado, empero, muchas dudas y polémica, hasta el punto de obligarlo a repetir la empresa.
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:27

Imagen

El famoso compresor utilizado por la expedición de Cesare Maestri para fijar los clavos a presión en la pared. El aparato, de un peso global de casi 200 kilos, debió ser subido a fuerza de brazos.
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor rodrigo_contreras el 09 Oct 2003, 15:29

Imagen

Recorrido de la ascensión de 1970 cuando Maestri llegó a la cumbre.
La montaña une a sus verdaderos amigos
Avatar de Usuario
rodrigo_contreras
Ochomilero
 
Mensajes: 826
Registrado: 07 Feb 2003, 12:43

Re: Primera absoluta al Torre - le crees a Maestri

Notapor pelao el 09 Oct 2003, 16:19

Claro que fué Maestri el primero.

( Creo que el post debería llamarse " Leyendas de Montañas Notables " . Por lo menos así lo llamo yo en los resumenes de historias . )
Gracias.
"Lleno de calma y de misterio, lo sublime y lo bello brotaba espontáneo de
la tierra".

"Si hay amor por la humanidad, lo hay también por la ciencia".
Avatar de Usuario
pelao
Ochomilero
 
Mensajes: 526
Registrado: 14 Abr 2003, 14:23

PrevioSiguiente

Volver a Conversaciones de Campamento

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados